Archivo de Público
Miércoles, 23 de Noviembre de 2011

Registran más dolor de garganta en personas medicadas por acné

Reuters ·23/11/2011 - 17:11h

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio sugiere que los jóvenes que usan antibióticos orales para el acné serían más propensos a sentir dolor de garganta.

Aunque se desconoce si los fármacos causan el dolor, expertos aseguran que el uso prolongado de antibióticos podría alterar el equilibrio de las bacterias de la garganta. Esto podría hacer que se multipliquen las cepas causantes de infecciones.

"Esta población es más propensa a tener infecciones respiratorias del tracto superior, pero no sabemos por qué", dijo el doctor David Margolis, de la University of Pennsylvania, en Filadelfia.

Por ahora, el equipo no pudo detectar riesgos adicionales de resistencia a los antibióticos debido al uso de medicamentos para el acné (los más comunes son las tetraciclinas). Y aunque los hubiera, agregó Margolis, los beneficios del tratamiento los superarían en muchos casos.

"Las infecciones respiratorias superiores no suelen extenderse y son leves", precisó el autor del estudio publicado en Archives of Dermatology y que con su equipo realizó dos estudios sobre estudiantes universitarios y graduados de la University of Pennsylvania.

En el primero, 266 estudiantes respondieron si tenían acné, si utilizaban antibióticos orales con regularidad y si habían sentido dolor de garganta el último mes.

Diez de los 15 estudiantes que utilizaban antibióticos orales para tratar el acné habían tenido dolor de garganta, comparado con 47 de los 130 de los estudiantes con acné que no tomaban antibióticos y habían tenido dolor de garganta, y algo menos de los estudiantes sin acné.

El segundo estudio incluyó el seguimiento de un grupo de unos 600 estudiantes durante un año para determinar cuántos tenían acné. El equipo registró cuántos consultaron en el centro de salud por dolor de garganta y qué antibióticos tomaron.

Más del 11 por ciento de los usuarios de antibióticos orales para al acné consultaron por dolor de garganta, frente a un 3 por ciento de los que no usaban los medicamentos. Los usuarios de antibióticos tópicos para el acné, como lociones o ungüentos, no tuvieron ese riesgo extra.

Sólo unos pocos estudiantes tuvieron resultado positivo para el test del estreptococo. Esto es lo que cuestiona la teoría de que los antibióticos alteran el equilibrio bacterial de la garganta, pero tampoco la desacredita, según indicó Margolis.

"Hay un número ilimitado de bacterias y sólo analizamos algunas", dijo.

"Es difícil saber qué significan estos resultados porque ignoramos cuál fue la causa (del dolor de garganta), sólo sabemos qué no fue el estreptococo", señaló el doctor Guy Webster, dermatólogo del Jefferson Medical College, en Filadelfia, quien no participó del estudio.

Además de los cambios en las bacterias de la garganta, Webster indicó que otra explicación del dolor de garganta sería que los antibióticos causan malestar estomacal. El reflujo ácido irritaría la garganta.

Aun así, Webster recomendó no preocuparse por el dolor de garganta. "No es una señal de alarma de que algo mal está avanzando. Eso es seguro", sostuvo.

Margolis desaconsejó dejar de utilizar los antibióticos orales para el tratamiento del acné a partir de estos resultados.

FUENTE: Archives of Dermatology, online 21 de noviembre del 2011