Archivo de Público
Martes, 22 de Noviembre de 2011

Cada vez es más común el "hostigamiento" por mensajes de texto

Reuters ·22/11/2011 - 16:15h

Por Amy Norton

Cada vez más niños de Estados Unidos dicen que fueron hostigados por pares a través de mensajes de texto vía teléfono celular.

El 24 por ciento de más de 1.100 alumnos primarios y secundarios entrevistados en el 2008 dijo que lo habían "acosado" vía mensajes de texto, comparado con el 14 por ciento el año anterior.

"Acoso" significaba que otros alumnos habían difundido rumores sobre ellos, "comentarios hostiles" o los habían amenazado. El bullying, u hostigamiento entre pares, "convencional" no era tan común.

En el 2008, el 8 por ciento de los alumnos respondió que lo habían hostigado por mensajes de texto, comparado con el 6 por ciento en el 2007, según publica la revista Pediatrics.

"No es un motivo para que los padres se alarmen o les saquen los teléfonos celulares a los hijos", dijo la autora principal, Michele L. Ybarra, de Internet Solutions for Kids, Inc., en San Clemente, California.

"La mayoría de los niños utilizan las nuevas tecnologías de una manera bastante saludable", agregó.

Un investigador ajeno al estudio, coincidió. "No tiene sentido que los padres se preocupen por cada nueva tecnología o estudio que aparece", dijo David Finkelhor, director del Centro de Investigación de Delitos contra los Niños, de la University of New Hampshire, en Durham.

Finkelhor aclaró que este estudio es "relativamente tranquilizador".

El estudio incluyó a 1.588 alumnos de entre 10 y 15 años, entrevistados "online" en el 2006, 2007 y 2008. El 75 por ciento del grupo original participó en las tres encuestas.

En cuanto al hostigamiento vía internet, no se registró demasiado cambio.

En el 2008, el 39 por ciento dijo que alguna vez lo habían acosado online; la mayoría respondió que eso había sucedido "algunas veces". Menos del 15 por ciento dijo que alguna vez lo habían hostigado en el ciberespacio.

Al 20 por ciento de los acosados online en el 2008, el incidente más serio lo había afectado "mucho o extremadamente", comparado con el 25 por ciento en el 2006. (El estudio no indagó sobre el estrés debido al acoso por SMS).

"Si el bullying online está empeorando, seguramente más niños dirían que les produce estrés. Pero no lo observamos y esa es una buena noticia", señaló Ybarra.

Aunque aclaró que con eso no se está minimizando el estrés que algunos niños sienten: "Tenemos que identificarlos y ayudarlos".

Ybarra y Finkelhor coincidieron en que los padres tienen que ayudar a sus hijos a manejar las relaciones sociales saludablemente. "Todo se trata, en definitiva, de problemas de relación", dijo Ybarra.

Ambos señalaron que el "ciberbullying" sigue siendo una amenaza más pequeña que el estilo tradicional. "El bullying más común sigue siendo cara a cara", finalizó Finkelhor.

FUENTE: Pediatrics, online 21 de noviembre del 2011