Archivo de Público
Martes, 22 de Noviembre de 2011

Dieta hipocalórica antes de bypass gástrico mejora su resultado

Reuters ·22/11/2011 - 15:52h

Los pacientes que siguieron una dieta muy baja en calorías durante 14 días antes de una cirugía de bypass gástrico tuvieron menos complicaciones posoperatorias en un ensayo multicéntrico randomizado reciente.

Una dieta muy hipocalórica antes de la operación no afecta significativamente el tiempo de cirugía, pero los cirujanos percibieron que las intervenciones eran menos complejas en el grupo con la alimentación reducida en calorías.

El estudio muestra "que incluso una pequeña cantidad de pérdida de peso preoperatoria mejora los resultados operativos de la cirugía laparoscópica de bypass gástrico Roux-en-Y", escribió el doctor Clifford W. Deveney, de la Oregon Health and Sciences University en Portland, en un editorial publicado con el estudio en Archives of Surgery.

Los autores, dirigidos por el doctor Yves Van Nieuwenhove, del Hospital Universitario de Ghent, en Bélgica, señalan que muchos centros actualmente prescriben dietas de pérdida de peso antes de la cirugía bariátrica porque eso ha demostrado disminuir el volumen del hígado, la masa grasa abdominal y subcutánea, y las comorbilidades.

Pero el equipo de investigadores quería estudiar los efectos de la dieta muy hipocalórica más de cerca, para evaluar los riesgos que podían correrse al operar a los pacientes en ese estado.

En cinco centros de alto volumen de cirugías, Van Nieuwenhove y colegas asignaron al azar a 298 voluntarios a uno de dos protocolos: una dieta de dos semanas de 800 calorías diarias o una dieta normal.

En promedio, el grupo con la dieta hipocalórica bajó 4,9 kilos antes de la cirugía, comparado con un promedio de 0,4 kilos de descenso en la cohorte de control.

Todos los cirujanos participantes habían realizado previamente al menos 50 bypass gástricos laparoscópicos Roux-en-Y.

Al usar una escala para evaluar la tasa de dificultad del procedimiento (0 equivalía a lo menos complejo y 100 a lo más difícil), el registro promedio fue de 26 en el grupo bajo dieta hipocalórica, comparado con 35 en el grupo de control.

No hubo diferencia en el tiempo promedio de intervención quirúrgica (81 minutos en los pacientes con dieta reducida en calorías y 80 minutos en los pacientes control), ni en la pérdida de sangre estimada o las tasas de complicación intraoperatoria.

No obstante, 30 días después de la operación, los investigadores habían registrado 18 complicaciones en el grupo de control, frente a ocho en los pacientes sometidos a la dieta previa de 800 calorías.

Con todo, no se observó diferencia en la pérdida de peso en el mes siguiente a la cirugía ni en el índice de masa corporal promedio.

"Aunque este régimen no parece afectar la reducción de peso a corto plazo, nuestros datos sugieren fuertemente un potencial en la reducción de las complicaciones posoperatorias", escribieron Van Nieuwenhove y sus colegas.

"Por lo tanto, concluimos que debería recomendarse un régimen preoperatorio con dieta muy reducida en calorías para los pacientes obesos mórbidos -y también modestamente obesos- que se someten a procedimientos quirúrgicos bariátricos", finalizaron los autores.

FUENTE: Archives of Surgery, noviembre del 2011