Archivo de Público
Viernes, 18 de Noviembre de 2011

Sistema de salud canadiense es demasiado costoso: informe

Reuters ·18/11/2011 - 15:55h

Por Claire Sibonney

El sistema público de atención médica de Canadá se está volviendo demasiado costoso pero podría mejorar sin recortes drásticos y sin abandonar su estructura de financiación estatal, dijo uno de los economistas más influyentes del país.

Los cambios necesarios incluyen más tratamiento de pacientes fuera de los hospitales, a través de médicos familiares y atención hogareña por ejemplo, y ofreciendo más servicios privados, dijo Don Drummond, ex economista jefe del Toronto-Dominion Bank y funcionario federal de finanzas.

Drummond, que fue contratado por el Gobierno de Ontario para asesorarlo en programación de gastos, dijo en un informe que se necesitan opciones políticamente "aceptables" para combatir la amenaza de un aumento descontrolado de los costos de la atención médica.

La atención sanitaria en Canadá es administrada a través de un sistema financiado públicamente que cubre toda la asistencia hospitalaria y médica "clínicamente necesaria", además de medicamentos de venta bajo receta para los ancianos. El sistema limita el papel de la llamada medicina privada.

Si bien el sistema ha tenido amplio respaldo público y político, los costos se han incrementado fuertemente, muy por encima de la tasa de inflación, y se espera que trepen más a medida que la generación de la posguerra envejece.

Drummond señaló que entre otras formas de ahorrar dinero se encuentra la de permitir que los enfermeros y asistentes médicos realicen algunas tareas de los médicos y autorizar a los farmacéuticos a realizar prescripciones básicas.

Los diseñadores de políticas deberían contener los costos de los medicamentos y cambiar la forma de pago a los médicos, con más énfasis en salarios y menos comisiones por servicios.

El especialista económico también instó al pago de menores honorarios por procedimientos que se volvieron más sencillos gracias a los avances tecnológicos, como sucede con la cirugía ocular de cataratas.

No obstante, los médicos deberían recibir incentivos cuando encuentran formas de mejorar la calidad de la atención, como al reducir la cantidad de complicaciones después de un tratamiento, indicó.

Drummond señaló que los canadienses gastaron 192.000 millones de dólares canadienses (unos 186.000 millones de dólares estadounidenses) en atención médica en el 2010, lo que equivale a un 11,7 por ciento del producto interno bruto (PIB).

En Ontario, la provincia más poblada del país, el gasto sanitario fue aún mayor, al ubicarse en el 12,2 por ciento del PIB.

De los 34 países relevados en el último reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre salud, Canadá presentó el séptimo sistema más costoso. Estados Unidos lideró la lista, con el 16 por ciento del PIB.

(1 dólar= 1,03 dólares canadienses)