Archivo de Público
Jueves, 17 de Noviembre de 2011

J&J eliminará contaminante de productos para bebés en dos años

Reuters ·17/11/2011 - 15:50h

Por Ransdell Pierson

Johnson & Johnson dijo que planea eliminar en dos años los conservantes que emiten el contaminante formaldehído de cientos de sus productos para bebés, en respuesta a los reclamos sobre la presencia del químico potencialmente cancerígeno en sus champús infantiles.

En una carta escrita a pedido del presidente ejecutivo, William Weldon, J&J respondió a la preocupación generada por Campaign for Safe Cosmetics (Campaña por Cosméticos Seguros), un grupo de consumidores que días atrás instó a la empresa a quitar de su champú para bebés el conservante quaternium-15.

El químico está considerado por el Gobierno estadounidense como posible disparador de algunos cánceres y alergias cutáneas. La sustancia suele agregarse a muchos productos cosméticos para evitar que se echen a perder y se contaminen, y funciona emitiendo formaldehído para eliminar bacterias.

J&J señaló anteriormente que había estado reduciendo paulatinamente los conservantes que emiten formaldehído de sus productos para bebés desde el 2009, cuando Campaign for Safe Cosmetics llamó por primera vez la atención sobre este tema ligado al champú para bebés.

Pero en su misiva al grupo, escrita por la vicepresidenta de administración de productos y toxicología, Susan Nettesheim, J&J brindó una fecha más concreta.

La empresa dijo que comenzó a brindar "alternativas a los conservantes emisores de formaldehído y espera terminar el proceso en sus cientos de productos para bebés en todo el mundo dentro de unos dos años, y antes en sus champús para bebés".

J&J indicó que la compañía está haciendo el esfuerzo pese a que las cantidades rastreadas de exposición al formaldehído implican escaso riesgo.

Nettesheim dijo que una botella entera de champú para bebés crea una exposición al formaldehído equivalente a la cantidad que una persona enfrentaría "al comer una manzana o pera, lo que ocurre naturalmente".

La empresa dijo además que espera seguir avanzando en la reducción de las cantidades de 1,4-dioxano halladas en sus productos, un contaminante que también se cree que es cancerígeno y que suele encontrarse en lociones para el cabello y otros productos cosméticos.

Para esa meta J&J no brindó una fecha específica, aunque manifestó que la mayoría de sus productos ya cumplen con el estándar de la empresa.

J&J, que también fabrica apósitos, dispositivos médicos y una serie de medicamentos de venta bajo receta, retiró en los últimos dos años cientos de miles de envases de medicinas de venta libre -incluidos los analgésicos Tylenol y Motrin- debido a problemas de control de calidad.

Weldon se hizo cargo de la serie de retiros, que no sólo dañaron la imagen de la compañía, sino sus ventas e ingresos desde fines del 2009.

Bajo la supervisión del Gobierno estadounidense, J&J está remodelando sus fábricas para corregir los problemas, y está regresando gradualmente al mercado las medicinas retiradas.