Archivo de Público
Viernes, 11 de Noviembre de 2011

IAEA detecta nivel bajo de partículas radiactivas en Europa

Reuters ·11/11/2011 - 15:06h

El organismo nuclear de la ONU dijo el viernes que detectó niveles muy bajos de yodo radiactivo 131 en Europa, pero se cree que las partículas no suponen un riesgo para la salud pública.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) dijo que estaba tratando de determinar el origen, pero que no creía que procediera de la central japonesa de Fukushima, que generó una alerta nuclear en marzo a raíz de los daños provocados por un terremoto y posterior tsunami.

El yodo 131, vinculado al cáncer si se encuentra en altas dosis, puede contaminar productos como la leche y las verduras.

El organismo de seguridad nuclear de la República Checa informó a la IAEA que se habían detectado "muy bajos niveles" de yodo 131 en el atmósfera del país centroeuropeo en los últimos días.

"LA IAEA ha tenido noticia de mediciones similares en otras localidades de Europa", dijo el breve comunicado.

"La IAEA cree que los niveles medidos no suponen un riesgo para la salud pública y no fueron causados por el accidente nuclear de Fukushima Daiichi en Japón. La IAEA está trabajando con sus homólogos para determinar la causa y el origen del yodo 131", añadió.

El yodo 131 es un radioisótopo de corta vida que tiene un período de semidesintegración de ocho días.

"La IAEA entregará más información a través de su sitio web en la medida en que esté disponible", sostuvo la entidad.

Un terremoto y posterior tsunami en Japón dañaron la planta de Fukushima y dieron lugar a una fusión del reactor y a una filtración de radiación, incluido yodo, en el peor accidente nuclear del mundo desde Chernóbil en 1986.

En los días y semanas posteriores al accidente se detectaron cifras minúsculas de yodo 131 que se cree que provinieron de Fukushima en lugares tan alejados como Islandia y otras partes de Europa, así como también en Estados Unidos.