Archivo de Público
Viernes, 11 de Noviembre de 2011

Tasas de mortalidad infantil y desnutrición caen en Etiopía

Reuters ·11/11/2011 - 14:09h

* Muerte de niños menores de 5 llegaba al 20 pct en 1990

* Cifra se redujo al 8,8 pct en el 2011

* Etiopía enfrenta sequías anuales, 4,5 mln afectados 2011

Por Aaron Maasho

Etiopía redujo más de la mitad sus tasas de mortalidad infantil desde la década de 1990 mediante campañas para aumentar el número de trabajadores de la salud y clínicas en todo el país, dijeron autoridades gubernamentales y de ayuda humanitaria.

La nación del Cuerno de Africa ha sufrido durante mucho tiempo una de las mayores tasas de muertes infantiles del mundo debido a las recurrentes sequías. Hace 20 años, la proporción entre los menores de cinco años era cerca del 20 por ciento.

"Hoy, de acuerdo al Sondeo Etíope Demográfico y de Salud, esa cifra se redujo a más de la mitad, al 8,8 por ciento", anunció Keseteberhan Admassu, ministro de Salud del país africano.

"Reducir la desnutrición, que es un factor subyacente en al menos la mitad de todas las muertes de menores de 5 años, ha tenido un impacto profundo en las tasas de supervivencia de los niños", dijo en una reunión de representantes de agencias de Naciones Unidas.

Keseteberhan indicó que la tasa nacional de desnutrición disminuyó en un 32 por ciento, con la prevalencia a tener bajo peso cayendo al 28,7 por ciento en el 2010 desde el 42,1 por ciento en el 2000.

El Fondo para la Infancia de la ONU (UNICEF) atribuyó estos logros al mayor acceso a puestos sanitarios en áreas remotas y afectadas por la sequía y a un creciente número de trabajadores de la salud.

El número de centros sanitarios subió a más de 9.000 en el 2011 desde un puñado en el 2004, con la prioridad dirigida hacia las áreas más inseguras respecto de la disponibilidad de alimentos, dijo UNICEF.

"El enérgico entrenamiento de trabajadores de extensión de la salud que están en la línea del frente en la labor de suministrar una salud, nutrición, servicios de sanidad e higiene integrados a las comunidades rurales (...) rindió sus frutos", opinó Ted Chaiban, representante de la agencia de la ONU para Etiopía.

En toda la región del Cuerno de Africa, una feroz sequía está forzando a más de 13 millones de personas a depender de la ayuda alimentaria de emergencia este año, de acuerdo a algunas agencias humanitarias.

Cerca de 3,7 millones de somalíes están en riesgo de inanición en la peor sequía en décadas, de los cuales 2 millones se encuentran en áreas controladas por los rebeldes a donde las principales agencias humanitarias no pueden acceder.

Aunque 4,5 millones de los 80 millones de habitantes de Etiopía están afectados, la ONU dice que Adís Abeba está mejor equipado para lidiar con el impacto de la sequía en el empobrecido país.