Archivo de Público
Viernes, 11 de Noviembre de 2011

La vitrina de Bob Pop

·11/11/2011 - 08:26h

AFP - Del mismo modo que muchas firmas de moda se valen de los desfiles de alta costura para obtener inserciones publicitarias gratuitas en los medios generalistas que les faciliten la venta de perfumes y monederos con el logotipo de la marca –que es lo que les da de comer, al fin y al cabo– la marca de mercería fina norteamericana Victoria’s Secret recurre cada año a una mezcla de montajes circenses con lo carnavalesco y cabaretero picantón para colarse incluso en telediarios y conseguir vender bragas y sostenes en el mundo, o al menos generar el deseo de compra de sus bragas y sostenes. En el montaje de este año, además del despliegue de jóvenes tops internacionales, pudimos ver como estrella invitada a Nicky Minaj, que lo dio todo sobre el escenario y llevó la lycra hasta una dimensión desconocida.


AFP - Vanessa Paradis y Karl Lagerfeld procedieron anteanoche a la presentación del escaparatismo y la iluminación navideña de los parisinos almacenes 'Printemps', que para estas fiestas tan entrañables han decidido adornar sus vitrinas con reproducciones a pequeña escala del modisto de papada envasada al vacío en cuello duro. Hay que reconocer que nadie como Karl representa tan bien en sí mismo las tres navidades –las pasadas, las presentes y las futuras–, solo hay que darle de comer después del anochecer, como a los 'gremlins'.


"La modelo estaba sujetando la botella de perfume y la apoya en su regazo, entre sus piernas y consideramos que esa posición es sexualmente provocativa" según la asociación que controla los contenidos publicitarios en el Reino Unido y acaba de vetar la emisión de este anuncio de un perfume de Marc Jacobs en la entrepierna de Dakota Fanning retratada por Terry Richardson que ahora saldrá gratis en los medios para ilustrar la noticia de la censura. El truco aún funciona.


La Carey se ha marcado un antes y después en la portada de la ‘US Magazine’ para presumir de todos los kilos que ha perdido después de parir a sus mellizos –casi 14– y nmos obsequia con un titular entrecomillado que merece un atracón de alfajores: "He recuperado mi cuerpo". ¡Bien, Mariah, bien! Imagínenla, a la cabeza de un equipo de dietistas y entrenadores personales, poniendo toda su carne en el asador para desarticular al comando adiposo que la tenía secuestrada. Qué grande... aún.