Jueves, 4 de Octubre de 2007

El Centro de la Generación del 27 incorpora el archivo de Aleixandre en el 30 aniversario del Nobel

EFE ·04/10/2007 - 17:18h

EFE - La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, y el poeta Carlos Bousoño, ante una fotografía del escritor sevillano Vicente Aleixandre, en el acto con motivo del trigésimo aniversario de la concesión a éste del Premio Nobel de Literatura. EFE

El Centro Cultural de la Generación del 27, con sede en Málaga, incorporará a sus fondos documentales el archivo de Vicente Aleixandre, gracias al acuerdo de adquisición firmado hoy, cuando se cumplen treinta años de la concesión del Premio Nobel de Literatura al poeta sevillano en octubre de 1977.

El archivo ha sido adquirido por un importe de cinco millones de euros, sufragado al cincuenta por ciento por la Junta de Andalucía y la Diputación de Málaga, al poeta Carlos Bousoño, uno de los mejores amigos de Aleixandre, y al que éste lo cedió antes de morir.

Dentro de estos fondos se encuentra la biblioteca del poeta, de unos 3.000 volúmenes, casi todos posteriores a la guerra civil, ya que su casa fue destruida en 1936, y en ella se encuentran ejemplares de primeras ediciones de la poesía española de posguerra, muchos de ellos dedicados por sus autores a Aleixandre.

También están las primeras ediciones de las obras del propio Aleixandre, además de manuscritos, borradores, originales mecanografiados y galeradas corregidas de su mano, así como poemas inéditos y versiones con variantes.

Entre la correspondencia que se conserva hay cartas de Azorín, Baroja, Jorge Guillén, Max Aub, Luis Cernuda, Emilio Prados, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Manuel Altolaguirre, José Hierro, Gabriel Celaya, Blas de Otero, Francisco Brines, Claudio Rodríguez, José Ángel Valente, Pere Gimferrer, Guillermo Carnero, Luis Antonio de Villena, Jaime Gil de Biedma u Octavio Paz, entre otros.

Asimismo, el Centro de la Generación del 27 tendrá el expediente completo de concesión del Premio Nobel, la medalla que la Academia Sueca le entregó entonces y otros objetos personales como su frac para los actos de la Academia Española, un bastón, unas gafas o una agenda.

Carlos Bousoño calificó a Aleixandre como su "mejor amigo", al haber vivido "casi cada minuto de su vida", y aseguró que todavía hoy, más de veinte años después de su fallecimiento en 1984, tiene "un dolor muy grande de su muerte".

La esposa de Bousoño, Ruth Crespo, recordó que su marido y el poeta sevillano mantuvieron una "amistad muy continuada", y "cuando Carlos iba a clase, lo visitaba casi todos los días", en la vivienda de Aleixandre en la Ciudad Universitaria de Madrid.

Según Crespo, el escritor les dejó su archivo "y dijo que dispusiéramos de él como mejor nos pareciera", y, conocedores de su "gran amor" por Málaga y Andalucía, consideraron que éste era "el mejor sitio" para que se depositaran sus documentos.

Por su parte, la consejera andaluza de Cultura, Rosa Torres, calificó la jornada de hoy como "un día afortunado para los andaluces" al conseguir los documentos de este poeta que nació en Sevilla y pasó su niñez en Málaga, a la que calificó como "Ciudad del Paraíso".