Archivo de Público
Lunes, 7 de Noviembre de 2011

Zapatero dice que el 20-N la socialdemocracia se juega su futuro

El presidente pide a los ciudadanos que se remonten más allá del "pasado más inmediato" para juzgar a su Gobierno

PUBLICO.ES / SERVIMEDIA ·07/11/2011 - 15:54h

DAVID AGUILAR / EFE - Zapatero durante su intervención ante lso ediles del PSE.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene muy claro que el próximo 20-N no está en juego sólo el Gobierno de España, sino también la pervivencia de una concepción socialdemócarata de España y de Europa.

En un acto con cargos socialistas vascos celebrado en Vitoria, Zapatero destacó en que la cita del 20 de noviembre es "decisiva para España y para Europa", que se encuentra sometida al "trance histórico" de determinar si será capaz de mantener un modelo de prosperidad económica y de políticas sociales.

"Eso es lo que se decide el 20 de noviembre en España: si tenemos la energía suficiente para afirmar y reafirmar un proyecto socialdemócrata para España y para Europa", dijo.

Reconoció que algunos de esos valores de la socialdemocracia "a veces son compartidos por una cierta derecha que cultiva valores como la solidaridad y pone en práctica políticas sociales".

En ese sentido, Zapatero pidió a los ciudadanos que están llamados a las urnas que se remonten más allá del pasado "más inmediato" para juzgar la gestión de su gobierno durante esta "dura crisis económica".

Zapatero pidió a los ciudadanos que están llamados a las urnas que se remonten más allá del pasado "más inmediato" para juzgar la gestión de su gobierno 

Insistió en que a su consecuencia más grave, el paro, le "hemos dado una respuesta social hasta el límite de nuestras capacidades".

"Ahora el reto es claro", indicó. "Se trata de dilucidar si a largo plazo se mantiene un proyecto socialdemócrata para Europa o si Europa cede y asume que no podrá ser competitiva y que deberá renunciar a las políticas sociales".

Para tratar de ganar las elecciones, dijo, los socialistas cuentan con "dos grandes valores", la unidad y el esfuerzo por mantener la cohesión social, y un candidato del que "nos podemos sentir orgullosos, porque es capaz, serio y solvente".

Zapatero concluyó que tras las elecciones habrá que hacer un "esfuerzo colectivo" y alcanzar un "gran pacto nacional por el empleo", en el que participen empresarios, sindicatos, partidos y administraciones.