Jueves, 4 de Octubre de 2007

Grande-Marlaska deja en libertad a los nueve jóvenes que quemaron fotos del Rey

El juez sólo ha requerido a los nueve que fijen un domicilio para tenerlos localizados porque el procedimiento abierto por esta causa sigue su curso y da diez días a la Fiscalía para que mantenga o no la acusación contra ellos


Nueva quema de fotos en Barcelona

Manifestaciones en Madrid

PÚBLICO/AGENCIAS ·04/10/2007 - 15:57h

Imagen de una pancarta con dibujos y retratos del Rey que hoy fue quemada, durante una concentración que tuvo lugar en la Plaza Civíca de la Universidad Autonóma de Bellaterra de Barcelona (UAB) en apoyo a los procesados por la Audiencia Nacional por la quema de fotografías de los Reyes el pasado día 22 en Girona y Molins de Rei. EFE/Julián Martín.

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, ha dejado en libertad a los nueve jóvenes identificados por los Mossos d'Esquadra como autores de la segunda quema de fotos de los Reyes, que se produjo el pasado 22 de septiembre en Girona, porque el fiscal no ha solicitado ninguna medida.

El juez sólo ha requerido a los nueve que fijen un domicilio para tenerlos localizados porque el procedimiento abierto por esta causa sigue su curso y da diez días a la Fiscalía para que mantenga o no la acusación contra ellos.

La medida acordada por el magistrado es la misma que adoptó el juez Santiago Pedraz con los dos responsables de la primera quema -Jaume Roura y Enric Stern-, que se produjo una semana antes en protesta por la presencia de Don Juan Carlos en Girona, aunque entonces el fiscal si pidió medidas cautelares.

Para el primero de ellos solicitó una fianza de 10.000 euros, mientras que para el segundo pidió comparecencias quincenales ante las autoridades judiciales.

En el caso de los nueve jóvenes que han declarado esta mañana durante unas dos horas ante Grande-Marlaska, el fiscal Luis Barroso no ha presentado acusación alguna al considerar que estos hechos son diferentes a los protagonizados por los dos primeros, que quemaron las fotos de los Reyes en protesta por la presencia del monarca en Girona en un acto que podría ser constitutivo de un delito de injurias a la Corona.

Sin embargo, para el fiscal, el contexto de la segunda quema de fotos es diferente porque tuvo lugar como un gesto de solidaridad con los dos primeros.


Concentración en Madrid 

Después de prestar declaración, los abogados de los jóvenes Sebastiá y Benet Salellas, explicaron que ocho de ellos han sido imputados por quemar las fotos mientras que un noveno lo ha sido por inducir a llevar a cabo esta acción al ser el que leyó el manifiesto.

Además, unos cincuenta jóvenes independentistas catalanes, llegados esta mañana a Madrid, se han concentrado en Colón en apoyo de los nueve imputados, donde gritaron consignas como "la ley de extranjería para la monarquía" o "esta bandera (la española) la vamos a quemar".

A la salida de la Audiencia Nacional, los nueve jóvenes fueron hasta la palza donde fueron recibidos con aplausos por sus compañeros. Allí se leyó otro comunicado en el que se criticó la Monarquía como continuidad de la dictadura de Franco y se emplazó a nuevos actos de solidaridad con los imputados en los próximos días en varios puntos de Cataluña, Baleares y Valencia.

En la acera de enfrente una treintena de personas con banderas preconstitucionales y falangistas insultaban al presidente del Gobierno y llamaban a la "unidad nacional".