Archivo de Público
Miércoles, 2 de Noviembre de 2011

Estudio cuestiona límite de peso en embarazadas de mellizos

Reuters ·02/11/2011 - 15:15h

Por Kimberly Hayes Taylor

En un pequeño estudio, un grupo de embarazadas de mellizos que engordaron más que lo aconsejado no tuvieron mayor riesgo de complicaciones graves y además tendieron a dar a luz bebés más grandes, un resultado bienvenido ya que los mellizos suelen nacer con bajo peso.

En cinco años, 170 pacientes de un consultorio privado de Nueva York tuvieron mellizos a término, o casi, y las mujeres que engordaron más que lo recomendado no registraron tasas más altas de diabetes gestacional, hipertensión o preeclampsia que las que engordaron menos.

Además, a mayor peso materno, más posibilidad de que los bebés nacieran con más de 2.500 gramos.

"No sólo hallamos que no era tan malo engordar un poco más, sino que hasta parecía bueno", dijo el autor principal, doctor Nathan Fox, de Maternal-Fetal Medicine Associates.

En el 2009, el Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM, por sus siglas en inglés) recomendó un rango saludable de aumento de peso en el embarazo gemelar. Las guías, según el peso materno previo al embarazo, sugerían que una mujer con peso normal podía engordar entre 16,7 y 24,5 kg.

En tanto, una mujer con sobrepeso podía aumentar de 14 a 22,6 kg y las obesas, entre 11 y 19 kg.

El equipo de Fox, de la Escuela de Medicina de Mount Sinai en Nueva York, estudió a las 170 pacientes de su consultorio que tuvieron mellizos a partir de la semana 37 de gestación o más (a término) entre el 2005 y el 2010 para determinar cómo el aumento de peso influía en el embarazo.

El 40 por ciento de las participantes que había engordado menos que lo recomendado por el IOM tuvieron bebés de más de 2.500 gramos, comparado con el 60,5 por ciento de las mujeres con incremento de peso normal, según los estándares del IOM, y casi el 80 por ciento de las mujeres con lo que las guías describirían como aumento de peso excesivo.

Fox dijo que "ciertos resultados fueron mejores en las mujeres con aumento 'excesivo' de peso". Por ejemplo, agregó, "las pacientes que más engordaron tuvieron bebés más grandes y con una tasa más baja de bajo peso al nacer".

El autor consideró que el estudio demuestra la importancia de la relación entre la nutrición y el embarazo, en especial en los embarazos gemelares.

Aunque aceptó que se necesitan más estudios para determinar cuál es el valor "excesivo" del aumento de peso en esos embarazos, comentó que no les pone límite a las pacientes con un peso normal previo al embarazo.

Por su parte, el doctor Brent Davidson, jefe del Servicio de Salud de la Mujer, del Hospital Henry Ford en Detroit, señaló: "No nos gusta modificar las recomendaciones a partir de un solo estudio". Pero, agregó, los nuevos resultados "restarán ansiedad" cuando las pacientes con peso normal inicial engorden de más.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, noviembre del 2011