Archivo de Público
Miércoles, 2 de Noviembre de 2011

La Vitrina de Bob Pop

·02/11/2011 - 07:31h

AFP - Contra quienes desprecian la buena costumbre de travestirse en plan gore una vez al año, defiendo la noche de Halloween como nueva ocasión lúdica de protesta en las calles, como ocupación festiva y sanguinolienta de plazas y centros de poder vampírico. Contra la ingenuidad infantil de las calabazas, las ganas de renunciar a trucos y a tratos de los manifestantes que desfilaron anteanoche por las calles estadounidenses con la tranquilidad que da saberse muerto, invisible, desangrado, enterrado en vida o degollado; sin nada que perder y la lengua tan suelta –después de ese primer hachazo que llegó con la boca abierta– que permite decirlo todo y exigir una democracia real ya, dejar de ser mercancía –viva o muerta– en manos de políticos y banqueros y que se respeten nuestros derechos civiles. Lo crean o no, seguiremos saliendo de nuestras tumbas, de vez en cuando.


Como chica del coro de segunda fila en el cabaret alemán de Liza Minnelli –o algo así– fue como vimos al diseñador de Vuitton en la fiesta de Halloween del Boom Boom Room donde le sacó la foto Terry Richardson.


Nada mejor para rematar esta vitrina de mucho terror que esta nueva marca de tiritas que llevan impresos los logotipos de marcas de lujo –Chanel, Louis Vuitton, Gucci, Burberrys– y que, pese a acabar de estrenar una web y anunciar que en breve tendrán operativa su tienda online para pedidos –www.brandages.com– más bien parece un proyecto entre lo irónico, lo conceptual y lo paródico para poner en evidencia el don de la ubicuidad del logotipo de lujo contemporáneo. Es eso o que el mundo está aún peor de lo que yo pensaba...


AFP - El actor dejó ayer las marcas de sus manos y sus pies en el Paseo de la Fama de Hollywood durante un acto en el que tuvo tiempo para 1.Llorar, 2. Recordar a su abuela (muerta), 3. Hablar de su perrito (muerto).