Archivo de Público
Viernes, 28 de Octubre de 2011

Estudio halla relación entre el VPH y los infartos

Reuters ·28/10/2011 - 14:36h

Por Genevra Pittman

Un estudio demuestra que los infartos cardíacos y cerebrales son más comunes en las mujeres infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).

La investigación incluyó sólo una pequeña cantidad de mujeres con enfermedad cardíaca y no prueba que la causa sea la infección de transmisión sexual.

De hecho, se desconoce si las mujeres ya tenían el virus antes del infarto cardíaco o el accidente cerebrovascular (ACV).

Estudios previos habían sugerido este aumento del riesgo de tener un infarto cardíaco en personas con ciertas infecciones, como el VIH, la hepatitis C y una cepa de clamidia, pero tampoco pudieron probar una relación causa-efecto.

"Se desconoce el mecanismo detrás de ese riesgo, aunque la infección, la reacción orgánica a la infección o la inflamación generalizada podrían influir en el riesgo", dijo el doctor Adeel Butt, de la Escuela de Medicina de la University of Pittsburgh, quien no participó del estudio.

El estudio incluyó datos de una encuesta nacional de salud analizada por los doctores Hsu-Ko Kuo y Ken Fujise, de la University of Texas Medical Branch, en Galveston.

A unas 2.500 mujeres, de entre 20 y 59 años, se les realizó un hisopado vaginal para detectar el VPH y respondieron si alguna vez habían tenido un ACV o un infarto.

El 47 por ciento de las mujeres tuvieron un resultado positivo. El equipo dividió las infecciones entre cepas que pueden causar o no cáncer de cuello uterino.

Sesenta mujeres habían tenido enfermedad cardíaca, 39 con VPH y 21 sin VPH. Las mujeres con VPH eran dos veces más propensas a decir que habían tenido un ACV o un infarto, tras considerar otros riesgos cardíacos, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la hipertensión.

Otro análisis de los datos demostró que sólo las cepas que causan cáncer estuvieron asociadas con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. Los autores no pudieron distinguir entre infecciones crónicas y agudas.

En un editorial sobre el estudio, el doctor Joseph Muhlestein, del Centro Médico Intermountain en Murray, Utah, destacó que la mayoría de las mujeres que desarrollan enfermedad cardiovascular tienen más de 60 años, de modo que se desconoce cómo se aplicarían a ellas estos resultados.

Hasta ahora, si las infecciones crónicas tienen algún papel en la aparición de la enfermedad cardíaca sigue "sin probarse ni desaprobarse", escribió Muhlestein en Journal of the American College of Cardiology.

"Las mujeres infectadas con el VPH no tienen que asustarse. Extender el uso de la vacuna podría potencialmente prevenir la incidencia de la enfermedad coronaria, del infarto y del ACV, pero es algo que hay que comprobar" en un ensayo más grande, dijo Fujise a Reuters Health.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda vacunar contra el VPH a las niñas y las mujeres de entre 9 y 26 años para prevenir futuros cánceres de cuello uterino.

Hace una semana, asesores estadounidenses sobre el uso de vacunas recomendaron inmunizar también a los varones de entre 11 y 12 años.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, online 24 de octubre del 2011