Archivo de Público
Viernes, 28 de Octubre de 2011

La vitrina de Bob Pop

·28/10/2011 - 08:31h

El miércoles por la noche estaba previsto que la DUQUESA DE ALBA presentara sus memorias (Yo, Cayetana) en Sevilla, pero no pudo ser; una fisura de pelvis, a consecuencia de un tropiezo con una de las alfombras de uno de los salones del Palacio de Dueñas, que le causó una caída -de culo, afortunadamete-, que le ha provocado una fisura en la pelvis, por la que debe guardar reposo absoluto durante algunas semanas, ha obligado a postergar la presentación en (alta) sociedad de esa alhaja literaria que promete ser el relato en primera persona de la Millonaria Aristócrata Latifundista Antiabortista (MALA), que más ayudas recibe de la Unión Europea.


La reina ISABEL II está de viaje oficial en Australia, donde ha estado sometida a una trepidante actividad: ha montado en transporte público y se ha tomado fotos, ha asistido a la elaboración de un guiso de canguro, ha participado en numerosos homenajes a soldados conocidos o desconocidos, ha inaugurado un hospital infantil, ha disfrutado en vivo de la visión de las nalgas de un ciudadano que decidió hacerle un calvo en uno de sus baños de multitudes (LIAM WARRINER, se llama él) y hasta ha descubierto objetos como el de la foto.


ELTON JOHN y su marido ejercieron esta semana de anfitriones de la décima edición de su gala anual de recogida de fondos para su fundación de lucha contra el sida. Entre los invitados que pusieran los cheques, pudimos ver a SARAH FERGUSON, JON BON JOVI y su mujer, ALEC BALDWIN y la suya, y el presentador ANDERSON COOPER. Todo muy bien, y con estupendas intenciones y muy benéfico -y muy exhibicionista también- pero a lo mejor habría sido más elegante no haber montado el desfile de trajes de alta costura por la alfombra roja en un local de Wall Street precisamente en plena acampada en protesta por los excesos financieros.


El cantante de AEROSMITH ha estado de gira con su grupo por Paraguay, donde tuvo que retrasar un concierto después de que resbalara en la bañera de su habitación de hotel, se rompiera dos dientes y se dejara la cara hecha un cuadro, como si la DUQUESA DE ALBA hubiera caído de cara y no de culo...