Archivo de Público
Miércoles, 23 de Enero de 2008

Colonial abre sus libros a GE y Rivero enfría la puja

La estadounidense quiere conocer en detalle las cuentas de la inmobiliaria

A. M. VÉLEZ ·23/01/2008 - 22:26h

General Electric (GE) tendrá vía libre para estudiar las cuentas de Colonial, cuya compra estudia. El consejo de administración de la empresa española aceptó ayer abrir sus libros a la multinacional estadounidense, que podría aprovechar la grave crisis financiera que arrastra la en tiempos inmobiliaria de La Caixa para reforzarse en España.

GE pretende analizar “información financiera, fiscal, legal y de negocio detallada” de la compañía, que, pese al interés de la multinacional, protagonizó ayer la tercera mayor caída del Ibex, tras varios días de subidas.

En el entorno de Joaquín Rivero, presidente de la francesa Gecina (recientemente segregada de Metrovacesa), se asegura que la posible opa de este grupo sobre Colonial se ha “enfriado”. Esa operación requiere del acuerdo unánime de los cuatro bancos acreedores de Colonial.

La empresa arrastra una deuda de 9.000 millones, fruto de la trepidante carrera de compras (la propia Colonial, Riofisa y el 15% de FCC) de su todavía máximo accionista y, desde diciembre, ex presidente, Luis Portillo. Ayer perdió un 6,45%, hasta 1,45 euros, lo que deja su valor bursátil en 2.372 millones. Hace tres meses, valía el doble.

Apetecible

En principio, al precio actual y con unos activos valorados en cerca de 13.000 millones (otra cosa es que sea fácil colocarlos en el mercado, con el sector inmobiliario en crisis), Colonial es un bocado apetecible. Sobre todo para un gigante como General Electric, al que le sobra la liquidez y la capacidad de negociación con los bancos.