Archivo de Público
Lunes, 24 de Octubre de 2011

ENFOQUE-Moda pop y chinos ricos impulsan turismo por salud Asia

Reuters ·24/10/2011 - 13:18h

Por Jeremy Laurence

Es una de las industrias asiáticas de más rápido crecimiento y no parece estar camino a perder impulso, incluso mientras la economía global se tambalea.

Viajar al extranjero para someterse a tratamientos médicos es ahora un negocio multi-millonario.

Desde un retoque cosmético a un bypass cardíaco, hospitales de India a Singapur y Corea del Sur atienden a más de 1 millón de pacientes extranjeros al año, atraídos por el bajo precio de las cirugías, la ausencia de listas de espera, la tecnología de punta y los médicos altamente calificados.

Expertos de la industria pronostican que el turismo por fines médicos en Asia crecerá a una tasa del 15 al 20 por ciento anual, principalmente debido a la emergencia de los nuevos ricos en la región.

"El turismo médico (...) parece estar en aumento debido al incremento del bienestar económico y la movilidad social ascendente en Asia", dijo David Vequist, director del Centro de Investigaciones en Turismo Médico de la Universidad de Incarnate Word en Texas.

"La elección de los consumidores es actualmente una poderosa fuerza en el área de la salud y se ve impactada por las envejecidas y cada vez más pesadas, enfermas y necesitadas poblaciones de Asia", explicó.

El sitio web Medscape News pronostica que el turismo médico en Asia podría generar 4.400 millones de dólares para el 2012.

Estados Unidos es el país del que llega la mayor cantidad de pacientes, ya que los estadounidenses viajan al extranjero para evitar los astronómicos costos de someterse a tratamientos de forma privada en su nación. En general, los estadounidenses pueden ahorrar entre un 40 y un 50 de los costos.

Pero hay un nuevo paciente en la mesa de operaciones, y él o ella vienen de China. Muchos pacientes están dispuestos a gastar lo que sea para que les solucionen su problema.

"Sin importar cuán caro sea, me haré la operación", dijo Liu Xiao-yang, de 34 años y oriunda de Shanghái, tras someterse a una cirugía plástica en sus párpados, un estiramiento facial y una cirugía de corrección de maxilar en Seúl.

OLA SURCOREANA

El ascenso de una clase próspera en China, y un encaprichamiento con la denominada Hallyu, u Ola Coreana, la cultura que va desde la música pop al arte del melodrama, ha estimulado un marcado crecimiento del turismo médico en Corea del Sur, principalmente en el campo de la cirugía estética.

"Cada vez que veo arte, películas dramáticas y programas de televisión de Corea del Sur, pienso que ellos lucen bien y quiero parecerme a ellos", sostuvo Liu.

Kim Byung-gun, cirujano plástico de la Clínica BK DongYang en Seúl, dice que sus pacientes han oscilado entre los 6 años, para procedimientos de doble párpado, a una persona de 70 que quería un estiramiento facial.

En promedio, gastan entre 5.000 a 10.000 dólares por cada intervención.

"El turismo médico va a ser uno de los motores de crecimiento de la economía surcoreana", dijo Kim, identificando a la Ola Coreana como un contribuyente clave al rápido crecimiento del sector en la cuarta mayor economía de Asia.

Las autoridades surcoreanas tienen sobrados motivos para sentirse optimistas en cuanto al crecimiento de la industria, particularmente en el área de la cirugía cosmética optativa.

CLSA Asia-Pacific Markets estimó en un estudio publicado el mes pasado que China representaría el 60 por ciento del ascenso en la riqueza patrimonial de los individuos en Asia en los próximos cinco años.

Pacientes chinos llegan a Corea del Sur con fotografías de celebridades coreanas a las que quieren parecerse, dice Lee Soo-jung, de la Clínica de Cirugía Plástica Lamar en Seúl.

Han Dong-woo, del Instituto para el Desarrollo de la Industria de la Salud de Corea, afirmó que el número de turistas que viajan a Corea del Sur dio un salto el año pasado llegando casi a 82.000, lo que generó ganancias por unos 700 millones de dólares.

Hace tres años, menos de 8.000 turistas viajaban a Corea del Sur en busca de tratamientos médicos. Han proyecta que el año próximo llegarán al país unos 200.000. Para el 2020, el Gobierno surcoreano prevé que arribarán al país un millón de personas en el marco del turismo médico.

"Veo un crecimiento potencial infinito en el mercado de las cirugías plásticas para extranjeros", dice Han, quien estima que los costos quirúrgicos en Corea del Sur son aproximadamente la mitad que en Estados Unidos.

INDIA Y EL SUDESTE ASIATICO

Puede que Corea del Sur sea uno de los destinos del turismo médico en más rápido crecimiento, pero por ahora se encuentra muy por detrás de los pioneros Tailandia, Singapur, India, Malasia e incluso Filipinas.

Todos ellos tienen sus distintivas estrategias de marketing para atraer clientes, como también áreas de especialización. Tailandia e India, los principales destinos de Asia, se especializan en cirugía ortopédica y cardíaca.

India dice que sus servicios médicos son más baratos que los del sudeste asiático, y asocia a sus doctores angloparlantes con el "factor de comodidad" que ofrecen.

Incluso, ha implementado una categoría especial de visas para el creciente número de turistas médicos.

Tailandia se promociona como un destino de doble propósito donde el tratamiento médico puede combinarse con unas baratas vacaciones reparadoras. Bangkok fue identificado este año por TripIndex como la ciudad del mundo con mejor relación precio-calidad para viajeros estadounidenses.

La industria de la atención médica en Singapur se promociona a sí misma como un centro "premium". Entre sus clientes han estado muchos de los sultanes de Malasia, además de figuras políticas y celebridades de Asia y Oriente Medio.

Para el año que viene, Singapur apunta a atender a un millón de pacientes al año, generando 3.000 millones de dólares para su economía, según el periódico Singapore Straits Times.

Su área de especialización incluye tratamientos oncológicos, cardiología y otros cuidados especializados. Al igual que Corea del Sur, ve a China, como también a India, como los impulsores del crecimiento.

La vecina Malasia atrajo el año pasado a casi 400.000 turistas médicos y apunta a llevar ese número a 1,9 millones para 2010, ofreciendo mejores precios que Singapur.

Un funcionario de salud dijo que los costos en Malasia son un 30 por ciento más baratos que en la ciudad Estado del sur.

Filipinas también se ve a sí misma como un destino de bajo costo y está proyectando que el número de turistas médicos llegue al millón para el 2015, generando ganancias por al menos 1.000 millones de dólares.

Tiene en la mira a pacientes de Estados Unidos, Canadá, Taiwán y Japón.

"Podemos competir con el resto de Asia porque nos destacamos en la provisión de servicios médicos y odontológicos de alta calidad pero a un costo mucho más bajo", dijo Marie Recarro, una funcionaria del Departamento de Turismo en Manila.