Archivo de Público
Lunes, 24 de Octubre de 2011

Una excusa (o muchas) para escaparte a Budapest

La celebración del bicentenario del famoso compositor Franz Liszt no es la única, también por hacer un crucero por el Danubio, visitar su modernísimo CET...

PÚBLICO ·24/10/2011 - 11:30h



El edificio octogonal que acoge los baños Rudas fueron construidos durante la regencia del bajá turco en 1566 / © Turismo de Hungría.


Hoy en día, y gracias a la pasión de los húngaros por los dulces, Budapest cuenta con algunas de las mejores pastelerías y cafés de Europa / © Turismo de Hungría.


La casa-museo Franz Liszt es un lugar de visita recomendable en el año del bicentenario del músico que permite fácilmente trasladarnos a otra época e imaginarnos vivamente la figura del gran compositor / © Turismo de Hungría.


En el número 35 de la calle Vörösmarty, haciendo esquina con la famosa Avenida Andrassy, se encuentra la Academia de la Música, que acoge el pequeño y curioso museo dedicado al gran compositor húngaro Franz Liszt. Ubicado en las habitaciones que Liszt ocupó durante su última estancia en Budapest, intenta recrear, mezclando objetos y muebles originales del compositor y otras piezas de la época, el aspecto que éstas tenían en vida del músico / © Turismo de Hungría.


El pequeño museo de la Academia de la Música está ubicado en las habitaciones que Liszt ocupó durante su última estancia en Budapest / © Turismo de Hungría.


El lángos, una de las especialidades de Hungría, es una empanada de patatas, redonda y frita / © Turismo de Hungría.


En la habitación de la casa-museo en la que Liszt impartía sus clases destacan, entre otros instrumentos, dos pianos de cola, un Bosendorfer usado por los alumnos y este Chickering, el del maestro, con un impresionante atril de plata que incluye los bustos de Beethoven, Schubert y Weber / © Turismo de Hungría.


El Paseo del Danubio lleva al lujoso Four Seasons Hotel Gresham Palace Budapest, todo un hito del art nouveau, con vistas panorámicas del río y las colinas de Buda / © Turismo de Hungría.


El Centro Memorial rinde homenaje a las víctimas de este terrible suceso en Hungría / © Turismo de Hungría.


Los baños termales del hotel Gellért, de estilo secesionista y que incluye saunas, pozas, una piscina al aire libre que puede generar olas artificiales y una piscina espumosa, son los más hermosos de Budapest / © Turismo de Hungría.


El Castillo de Buda, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, se levanta en una colina y fue el palacio de los reyes húngaros en Budapest / © Turismo de Hungría.


El parque Millenáris, que toma asiento en el lugar que ocupaba la antigua fábrica eléctrica Ganz, acoge un moderno centro creativo para exposiciones, obras de teatro, conciertos y espectáculos / © Turismo de Hungría.


El Parque de Estatuas relata la historia de la dictadura y la democracia en el país, una visita obligatoria para los que están interesados en la hsitoria del siglo XX / © Turismo de Hungría.


El Parlamento, el edificio más monumental de Budapest, se asoma al Danubio / © Turismo de Hungría.


Panorámica nocturna del puente de las Cadenas, el Palacio Gresham y, al fondo, la basílica / © Turismo de Hungría.


El Retrock es una tienda delicatessen en el corazón de Budapest fundada hace un par de años por un grupo de jóvenes talentosos aburridos de la moda contemporánea de masas / © Turismo de Hungría.