Archivo de Público
Jueves, 20 de Octubre de 2011

Asocian uso de lenguaje soez en TV con agresividad infantil

Reuters ·20/10/2011 - 18:08h

Por Amy Norton

Los niños en edad escolar que escuchan malas palabras en la televisión o los videojuegos serían más agresivos con sus pares, según publica la revista Pediatrics.

En un estudio sobre 223 niños de una escuela media de Estados Unidos, un equipo observó que los que estaban más expuestos a programas de televisión o videojuegos que incluían un lenguaje soez tendían a copiar esa forma de hablar.

A la vez, esos niños tenían más conductas agresivas, desde lanzar golpes hasta difundir rumores.

Nada de esto prueba que este tipo de lenguaje en los medios vuelva malos a los niños, según aclaró la autora principal Sarah M. Coyne, profesora de la Brigham Young University, en Utah.

"El estudio sólo demuestra una correlación", agregó, y no una relación causa-efecto. "Hay muchos factores que favorecen la conducta agresiva", aclaró.

Se trataría sí, quizás, de que las malas palabras en la televisión y los videojuegos alterarían el lenguaje infantil, aunque el efecto final en la conducta sería mucho más complejo.

Dicho eso, Coyne señaló que "las malas palabras pueden ser una forma de agresión".

Por eso, sugirió que los padres "presten más atención" al lenguaje de los programas y los juegos que usan sus hijos.

Esto apunta también a una limitación del estudio: ¿Es el lenguaje soez de los medios lo que está específicamente asociado con el lenguaje y la conducta de los niños? ¿O los niños expuestos a malas palabras en los programas de televisión y los videojuegos también tienen padres y amigos que las utilizan y es esto, por lo tanto, lo que influye en ellos?

"El estudio no es lo suficientemente riguroso como para concluir otras explicaciones (de la correlación)", opinó Christopher J. Ferguson, profesor asociado de psicología de la Texas A&M International University, quien no participó del estudio.

Ferguson dijo que varios estudios sobre violencia en los medios y agresividad infantil demostraron que cuando se controlan factores como la influencia de los padres y los amigos, y la salud mental de los niños, la relación entre violencia mediática y conducta desaparece.

"No hay nada (en los resultados) que deba preocupar a los padres", insistió Ferguson, que en sus estudios no halló relación entre la violencia en los medios y el riesgo de que los niños desarrollen conductas agresivas.

Coyne reconoció las limitaciones del estudio y dijo que es posible que los niños que ya utilizan malas palabras tengan una tendencia a mirar programas de televisión o a usar videojuegos con el mismo lenguaje.

Los resultados surgen de las respuestas de 223 alumnos de 12 años, en promedio.

El equipo observó que cuanto mayor era la exposición de los niños a contenidos mediáticos con lenguaje soez, más propensos eran ellos a decir que les parecía bien hablar así. Y cuanto más permisivos eran los adultos, más propensos eran los niños a usar malas palabras.

Y esos niños eran más propensos que el resto a decir que agredían a otros, ya sea mediante la fuerza física o rumores para dañar la reputación de otros chicos.

FUENTE: Pediatrics, online 17 de octubre del 2011