Archivo de Público
Miércoles, 19 de Octubre de 2011

La vitrina de Bob Pop

·19/10/2011 - 09:44h

La actriz Susan Sarandon, durante una entrevista que le hicieron en el Festival de cine de los Hamptons, en Nueva York, recordó el pasado nazi de Su Santidad Benedicto XVI (aka ‘equis uve palito’) en aquellos tiernos tiempos infantiles cuando jugaba con sus amiguitos en las juventudes hitlerianas. Obviamente, la Liga Católica norteamericana se ha lanzado a la yugular de Susan para calificarla, para empezar, de ignorante y obscena. Una pena que Bill Donohue, presidente de esa liga católica de división de primera,no haya visto ‘The rocky horror picture show’ o ‘La pequeña’ de Louis Malle y no pueda recurrir al oscuro pasado –con las tetas al aire– de la Sarandon, la misma que luego hizo de monjita defensora de la vida en ‘Pena de muerte’. Qué lástima.


REUTERS - La edición norteamericana de la revista Elle celebró un año más –y van dieciocho su fiesta anual en homenaje a las mujeres de Hollywood. A las mujeres ricas y famosas de Hollywood, entiéndase; a las que podrían aparecer en sus portadas o en cualquier entrega de esa misma novela que escribe una y otra vez Jackie Collins. A esas mujeres de Hollywood, que eligieron el negro, el gris y el blanco para cruzar la alfombra del photocall, por donde también pisaron con garbo otras rubias que no aparecen en estas fotos, como Nicole Richie, Amber Heard, Reese Witherspoon, Katherine Heigl o Barbra Streisand, que fue la única invitada al evento que apareció por allí de la mano de un marido, el suyo; el actor James Brolin.


EFE - El lunes por la noche, la casa Dior organizó en Madrid, en la sede de su Ayuntamiento –disponible para organizar eventos de postín por un módico precio– un fiestón que sirvió para reunir en un mismo espacio a Jaime de Marichalar, a Carmen Lomana, a Najwa Nimri, a una aristócrata de Orleans que se dedica a las relaciones públicas de la marca en España, a varios jóvenes emprendedores que han heredado los negocios de papá, a la baronesa Thyssen, a numerosos ejemplares de actor y actriz empleados en series españolas de éxito y que no pueden faltar en ninguna fiesta y a grandes modelos internacionales sobrinas de exdirigentes de partidos de derecha que se forraron con el reparto de las ruinas de Irak. Allí estuvieron casi todos anteanoche, y les aseguro que daban ganas de llamar a Galliano, sentarnos en la acera a hacer botellón y criticarlos a todos según fueran entrando. Y que nos grabaran con el móvil...