Archivo de Público
Lunes, 17 de Octubre de 2011

OCTUBRE

ANTONIO AVENDAÑO ·17/10/2011 - 18:20h

KAI PFAFFENBACH / REUTERS - Alemania // Aquí se llama botellón y allí Oktoberfest, pero se parecen bastante: consiste en emborracharse y contárselo luego a todo el mundo. En los entrañables botellones nacionales se hace con toda clase de bebidas mientras que en la Oktoberfest es sólo con cerveza. Y con la bendición municipal. Aquí vemos el primer día del festival, con numerosos aspirantes a la primera cerveza gratis. Es como en las rebajas, pero en vez de pelearse por una prenda lo hacen por una caña.


M. MUHEISEN - Pakistán // Parece uno de aquellos anuncios de gel donde se veía una chica semidesnuda bajo un torrente tomando un baño como si tal cosa. Este hombre también está aseándose bajo un curso de agua. Acaba de enjabonarse, en un momento se aclarará y ¡como nuevo! Tal vez el torrente le pilla cerca de casa. O tal vez no tenga ducha en su domicilio. O quizá es que vio de niño anuncios televisivos de gel y quiere recuperar su infancia perdida. Si es así, que no se moleste: no la encontrará.


Lurent Gillieron / EFE - Suiza // Parecen una columna de hormigas subiendo por la montaña tras haber recorrido el valle en busca de alimentos con que pasar el invierno. Son un grupo de mujeres que sufren cáncer de mama y participan en una escalada en solidaridad con las mujeres de todo el mundo que lo padecen. Como un laborioso ejército, también ellas intentan reunir energías para afrontar el largo invierno de su enfermedad. Merecen ganar la batalla. Merecen la victoria sobre el invierno.


Noah Seelam / AFP PHOTO - India // El hambre parece menos hambre cuando todavía no ha hinchado monstruosamente los vientres de los niños o enfrentado ferozmente a los adultos. Esta pareja aún no ha sido contaminada por la abyección propia del hambre: aún comparte su comida. Cuando alcancen la edad adulta, si el hambre sigue acosándolos no es probable que compartan nada. Nada salvo la ira contra el mundo y tal vez el recuerdo ya lejano de haberse sentido menos hambrientos al compartir un poco de comida.


LIONEL CIRONNEAU / AP PHOTO - París // Los nadadores participan en un triatlón, mientras que el tipo de la canoa debe ser uno de los jueces de la prueba. La plácida estampa provoca, sin embargo, cierto desasosiego. Tal vez se deba a que el ángulo de los brazos de muchos nadadores y el color negro de sus trajes recuerdan a las aletas de los tiburones, como si las aguas del Sena estuvieran infestadas de escualos a la espera de que la frágil embarcación arbitral naufrague y ellos puedan darse un buen banquete.


MOHSIN RAZA / REUTERS - Pakistán // He aquí el sueño de cualquier niño: poder embadurnarse de pies a cabeza de barro hasta quedar camuflado en la ciénaga como uno más de los animales que se confunden con el paisaje para burlar a sus enemigos. Este es un niño presumiblemente pobre que, a falta de ordenador o videoconsola, entretiene su ocio chapoteando libremente en el barro. Todo un canto a la libertad que seguramente acabará en llanto como se le ocurra volver a casa con esa pinta.


ED JONES / AFP PHOTO - Hong Kong // He aquí una foto para deshacer malentendidos y ampliar los horizontes del saber. Quienes creyeran que la gaita era cosa de escoceses, gallegos y así, que vayan desechando tan falsa creencia. Estas dos mujeres son chinas y están ensayando con sus gaitas en la playa. Gaitas chinas, pero gaitas. Y mientras ellas entonan su dulzona melodía, allá al fondo dos torres parecen imitarlas entonando la suya, una espesa sinfonía de humos que no se oye, pero se ve. Y se huele.


C. ARCHAMBAULT / AFP PHOTO - Tailandia // Esta turbia panorámica aérea da más bien escalofríos. La imagen tiene un aire funeral, como de película oriental de terror, como si todos estos automóviles Honda aún sin estrenar hubieran perecido trágicamente en las inundaciones del país y sus espectros de acero hubieran decidido emerger simultáneamente a la superficie, como muertos vivientes que se resisten a morir sin haber rodado ni una sola vez por las hermosas carreteras y autopistas del mundo de los vivos.


RAHEB HOMAVANDI / REUTERS - Irán // Esta que vemos es una versión más de la célebre Boca de la Verdad. Como ocurre con la negra boca de la máscara de mármol de la iglesia de Santa María in Cosmedin, tampoco aquí sabemos qué se oculta tras esas fauces. Como en Roma, también en Teherán los visitantes saben que es un juego, que no corren peligro, que la boca no se cerrará traicioneramente. Y sin embargo… Y sin embargo da miedo. La verdad que revelaría este juego es lo fácil que resulta creerse las mentiras.


PATRICK PLEUL / AFP PHOTO - Alemania // Los expertos tal vez no lo vean así, pero da la impresión de que estos guacamayos están hablando animadamente de sus cosas. "¿Y tú qué tal?". "Ya ves, tirando, que no es poco". Mientras los dos de la derecha intercambian confidencias y el situado más a la izquierda parece estar posando para la foto, el cuarto guacamayo se inclina con disimulo a ver si caza algo de la conversación de sus dos compañeros. Un cotilla humano no lo haría con más habilidad.


BOBBY YIP - China // Bloques y más bloques semejantes a las celdillas de una colmena gigantesca o una monstruosa armónica. Lugares así alentaron, con razón, las ideas sobre la deshumanización de la ciudad. Y sin embargo en cada una de esas modestas celdas laten vidas no menos sutiles y complejas que las que moran en cualquier suntuosa mansión. El drama, en todo caso, no es vivir en un lugar tan feo, pues los hay peores. El drama es no albergar esperanzas de abandonarlo algún día.


ULI DECK / AFP PHOTO - Alemania // Esta obra de arte intenta atraer la atención del público pidiéndole que la mire, ‘Look’, pero con este visitante no está teniendo mucho éxito. Al hombre se le ve pasar como una exhalación por delante de la instalación del artista Maurizio Nannucci, como si en vez de visitar sosegadamente un museo estuviera en una feria dedicada a exhibir las últimas novedades en materia de luminosos, buscando el más adecuado para su negocio. Desde luego, el de Nannucci no lo es.


RAJESH KUMAR SINGH / AP PHOTO - India // La gracia de esta imagen reside en la habilidad del fotógrafo para buscar un ingenioso encuadre con un punto de fuga situado en el ángulo inferior derecho de la imagen, en el cual convergen la línea oblicua del tendedero, la línea que dibuja la orilla del río donde la gente lava sus ropas y la línea de las mantas tendidas en el suelo. A su vez, los personajes se afanan en acabar la colada antes de que se ponga el sol. A los pintores clásicos les habría gustado esta composición.


FABRICE COFFRINI / AFP PHOTO - Suiza // La pericia del pintor Franck Bouroullec ha convertido a Chaplin en un edificio o un edifico en Chaplin. El fresco gigante con la imagen del inolvidable Charlot ilumina este bloque de viviendas de Vevey, la ciudad donde murió el cineasta. El cielo encapotado y borrascoso contrasta con la mirada desvalida de este Charlot que parece observarnos desde el más allá con la nostalgia inconsolable de quien amó apasionadamente la vida y ya no puede regresar a ella.


HOW HWEE YOUNG / EFE - China // He aquí una publicidad de artículos de lujo y a un ejecutivo saludando como si él mismo formara también parte del anuncio. El cartel no pretende reflejar el mundo real, claro: sólo persigue embellecerlo para que la gente consuma cosas. La imagen del ejecutivo, aunque sí pretende reflejar un hecho real, no es finalmente menos fantasiosa que la publicitaria: da la idea de una China dinámica, inocente y comercial tan alejada de la verdad como los más bellos anuncios.