Jueves, 4 de Octubre de 2007

El Defensor del Paciente critica el expediente a los médicos del hospital Virgen del Rocío por el caso Puerta

EFE ·04/10/2007 - 15:13h

EFE - Imagen de archivo durante el partido Sevilla-Getafe, donde el jugador sevillista Antonio Puerta, abandona el terreno de juego con el médico del club, tras sufrir una pérdida de conocimiento en el partido. EFE

El Defensor del Paciente criticó hoy el expediente abierto a cuatro médicos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla por sus declaraciones sobre la muerte del jugador del Sevilla FC Antonio Puerta, emitidas en un programa de televisión, y ha pedido la mediación del ministro de Sanidad, Bernat Soria.

La presidenta de esta asociación, Carmen Flores, ha dirigido una carta a Soria en la que desaprueba el expediente informativo incoado por la dirección gerencia del Virgen del Rocío a cuatro médicos de su servicio de Cuidados Críticos y Urgencias por sus comentarios en el programa de Telecinco "La Noria", sobre la atención prestada al futbolista Antonio Puerta

Esta asociación ya ha enviado una carta a la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, "desaprobando dicho expediente y solicitándole la anulación del mismo", pues en su opinión, "atenta contra la libertad de expresión, proclamada como un derecho que ampara a los ciudadanos en nuestra Constitución".

En su misiva al ministro, Flores pide que "estas situaciones no se vuelvan a repetir, ya que una vez más queda demostrado la vergonzosa actuación de la Administración Sanitaria cuando unos médicos se deciden a no ejercer el corporativismo médico tan arraigado en nuestro país".

"Como máximo mandatario de nuestra sistema sanitario le solicitamos que intervenga en esta cuestión que nunca se debería haber producido, ya que en España afortunadamente disponemos de un estado de derecho, puesto que aquí lo único que se pretende es ocultar algo tan evidente como que los Servicios de Urgencias de Andalucía son los más deficitarios y denunciados en nuestra Asociación", concluye la carta.

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, condenó ayer las declaraciones de estos facultativos, que calificó de "cuando menos, poco afortunadas", y pidió un código ético que regule la información del ámbito sanitario.

El Colegio de Médicos de Sevilla informó, por su parte, de que su Comisión de Ética y Deontología recaba información sobre estas declaraciones.