Archivo de Público
Jueves, 13 de Octubre de 2011

Acidos grasos omega 3 ayudarían pacientes oncológicos

Reuters ·13/10/2011 - 20:19h

Por Will Boggs

Los ácidos grasos omega 3 ayudarían clínicamente a pacientes oncológicos y en terapia intensiva, según demuestra un estudio de Holanda.

El equipo del doctor Paul A. M. van Leeuwen, de VU University Medical Center Amsterdam, analizó datos de 8 ensayos clínicos randomizados controlados sobre los efectos del uso de suplementos con ácidos grasos omega 3 en pacientes con cáncer, 13 con pacientes con cirugías generales y 7 con pacientes de cuidados críticos, según publica American Journal of Clinical Nutrition.

En los estudios sobre pacientes oncológicos, el uso de suplementos orales durante 5-8 semanas permitió mejorar el peso (no así la masa magra) y la calidad de vida durante la quimioterapia con o sin radiación y los cuidados paliativos, aunque los efectos en el nivel de desempeño y sobrevida resultaron inconsistentes.

La administración oral de ácidos grasos omega 3 a los pacientes oncológicos operados no tuvo beneficio alguno, pero la administración postquirúrgica de suplementos por vía parenteral (durante 5-7 días) "habría acortado" la duración de la internación en la unidad de terapia intensiva (UTI) o en una cama común sin mejorar otras variables clínicas.

Pero en los pacientes sin cáncer, la administración postquirúrgica parenteral de ácidos grasos omega 3 no dio resultado alguno.

En cambio, en los pacientes en estado crítico por sepsis, lesión pulmonar aguda o síndrome de distrés respiratorio agudo, la nutrición por vía enteral con omega 3 redujo el tiempo de internación en UTI y la necesidad de utilizar ventilación mecánica. También disminuyó la mortalidad en los pacientes con sepsis. El equipo no contó con datos suficientes sobre el uso de suplementos por vía parenteral en pacientes de UTI como para sacar conclusiones.

Además, los investigadores revisaron 36 estudios sobre el uso y la posterior eliminación de ácidos grasos omega 3 en el plasma sanguíneo, las células de la sangre y las mucosas. Los ácidos grasos demoraron 1-3 días en incorporarse a las membranas celulares con la administración parenteral y 4-7 días con la administración enteral.

Los efectos del lavado se registraron en una semana y "de algún modo se prolongaron aún más después de una cirugía (>5 días) que en los pacientes con sepsis (< 5 días)", resumió el equipo. "La rapidez de la eliminación estaría asociada con la gravedad de la enfermedad."

Por e-mail, van Leeuwen dijo que no lo habían sorprendido estos resultados y recomendó utilizar suplementos con omega 3.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 21 de septiembre del 2011.