Archivo de Público
Viernes, 7 de Octubre de 2011

¿Es necesaria una noche en el hospital tras colocar un stent?

Reuters ·07/10/2011 - 19:21h

Por Genevra Pittman

Algunos adultos mayores a los que se les coloca un stent coronario podrían dejar el hospital el mismo día de la intervención sin riesgos adicionales, según indica un nuevo estudio efectuado en Estados Unidos.

No obstante, esto es sólo para los pacientes con bajo riesgo de tener complicaciones, como sangrados o infarto, y con familia o amigos en el hogar para contenerlos.

"Es probable que haya pacientes que se sienten cómodos una noche en el hospital, pero creo que la mayoría prefiere ir a casa", dijo el autor principal del estudio, doctor Sunil Rao, del Instituto de Investigación Clínica de Duke, en Carolina del Norte.

Con su equipo, analizó datos de más de 100.000 de estos procedimientos para "abrir" las arterias coronarias en mayores de 65 años; en ningún caso se había tratado de una emergencia.

El 1 por ciento de los pacientes regresó a casa el mismo día de la intervención. El resto se quedó una noche en el hospital.

Las tasas de sangrados y complicaciones vasculares no superaron el 1 por ciento, sin importar si los pacientes habían estado o no una noche bajo observación, según publica Journal of the American Medical Association.

Y los que pasaron esa primera noche en casa no fueron más propensos que el resto a tener que volver al hospital o a morir.

A los 30 días, el 9,6 por ciento del grupo con el alta hospitalaria el día de la cirugía había muerto o había estado internado, comparado con el 9,7 por ciento del otro grupo.

Los pacientes que abandonaron el hospital el mismo día de la cirugía tuvieron bajo riesgo de desarrollar complicaciones y problemas cardíacos.

Para que el alta hospitalaria en el día dé buen resultado, "es necesario colocar el stent sin complicaciones", dijo Rao. Y los pacientes "deben contar con una red social de contención en el hogar".

El autor comentó que cuando le da el alta a un paciente con un nuevo stent, le recomienda prestar atención al dolor en el tórax, la inflamación, los hematomas y los sangrados. Eso, además de tomar los medicamentos, que incluyen una terapia anticoagulante para prevenir complicaciones.

"Si estamos hablando de un paciente con un estado de salud relativamente bueno, al que se le hizo una angioplastia con el resultado esperado y estuvo bajo observación durante ocho horas (...), es posible dejarlo ir a casa", coincidió el doctor Carl Tommaso, de la North Shore University en Illinois, quien no participó del estudio.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 4 de octubre del 2011