Archivo de Público
Jueves, 6 de Octubre de 2011

Test salud mental no detecta a todos los militares con problemas

Reuters ·06/10/2011 - 18:15h

Por Genevra Pittman

Los test de salud mental que se les realizan a todos los soldados cuando regresan de las misiones no detectarían muchos casos de depresión y trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Al evaluar a un grupo de soldados anónimamente, a diferencia de como suele hacerse, los participantes fueron entre dos y cuatro veces más propensos a informar problemas de salud mental y a pedir ayuda. Eso podría ser por el estigma asociado con los trastornos mentales, escriben los autores en Archives of General Psychiatry.

"Al personal le preocupa cómo puede influir en sus carreras y qué pueden pensar los demás", dijo el teniente coronel Christopher Warner, coautor del estudio.

La investigación "nos dice que debemos seguir trabajando y buscar otros mecanismos para alentar a los soldados a pedir ayuda y comprender que (recibir tratamiento) es una fortaleza, no una debilidad", señaló Warner.

El equipo reunió a 3.500 soldados que habían estado en Irak durante el 2007 y el 2008 por tercera vez en seis años. Antes de que regresaran a Fort Stewart, en Georgia, les realizaron un test computarizado estandarizado, que incluye preguntas sobre el TEPT y otros problemas mentales.

La mitad de los soldados también respondió un cuestionario anónimamente con las mismas preguntas. En la evaluación estandarizada, el 4 por ciento del personal reunía los criterios clínicos de depresión o de TEPT, comparado con el 12 por ciento cuando el test fue anónimo.

Además, el personal fue cuatro veces más propenso a reconocer pensamientos suicidas cuando pudo responder sin identificarse.

El equipo considera que los resultados no demuestran que el test de salud mental estandarizado no sea efectivo, pero sí revelan que se necesitan estrategias adicionales para alentar a los soldados que regresan de misiones a solicitar la atención que necesitan.

"Lo que no queremos que suceda es que a los soldados que pidieron ayuda alguna vez no se les realice un seguimiento adecuado de la atención recibida", dijo Warner a Reuters Health.

El experto agregó que el estudio sí demuestra que se necesita más investigación para seguir ampliando esas oportunidades para los soldados que reciben atención y revertir el estigma asociado.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, online 3 de octubre del 2011