Archivo de Público
Martes, 4 de Octubre de 2011

El cáncer pulmonar con metástasis solitaria podría curarse

Reuters ·04/10/2011 - 18:50h

Por David Douglas

En los casos raros de cáncer pulmonar de células no pequeñas con metástasis solitaria que no afecta al cerebro o las glándulas adrenales, la resección podría dar un resultado alentador, según publica un equipo en la revista Lung Cancer.

"Los resultados del estudio son esperanzadores para los pacientes con cáncer pulmonar con metástasis solitaria; ahora se los puede tratar con un enfoque curativo, en lugar de paliativo", comentó el autor principal del estudio, doctor Salah Abbasi.

El equipo de Abbasi, del Centro del Cáncer Rey Hussein, en Amman, Jordania, explica que los pacientes con metástasis solitaria en el cerebro o las glándulas adrenales tienen un pronóstico más favorable con la resección quirúrgica.

Pero agrega que "se desconocen los resultados y los factores predictivos de la supervivencia después de una metastasectomía en pacientes con metástasis en otros órganos no tan bien definidos".

Los autores revisaron la literatura e identificaron 51 estudios sobre 75 pacientes. Finalmente, consideraron que 62 casos eran candidatos para la revisión y el análisis.

La supervivencia general a cinco años era del 50 por ciento. Los pacientes con metástasis no visceral tenían una supervivencia a cinco años del 63 por ciento, comparado con el 39 por ciento en el grupo con metástasis visceral.

Si los tumores primarios eran pequeños o grandes no influyó significativamente en la tasa de supervivencia; tampoco lo hizo el sexo, la histología o el uso de quimioterapia periquirúrgica.

De todos modos, los pacientes que tenían afectado el nódulo linfático del mediastino tenían una supervivencia de 23 meses, comparado con 75 meses en el resto de los pacientes. De hecho, ninguno de esos pacientes sobrevivió cinco años, mientras que sí lo hizo el 64 por ciento del resto de los pacientes.

Tampoco sobrevivieron cinco años los pacientes con enfermedad intratorácica de estadio III, mientras que sí lo hicieron el 77 por ciento de los participantes con la enfermedad en estadio II y el 63 por ciento en estadio I. El período promedio de supervivencia fue de 23 meses.

A estos pacientes, "en especial si tienen un tumor intratorácico en estadio I o II, se les debería ofrecer una metastasectomía luego de establecer el estadio de la enfermedad en el mediastino y otros sitios distantes", sostienen los autores.

Abbasi concluyó: "Los oncólogos que tratan a pacientes con cáncer de pulmón con metástasis solitaria deberían buscar agresivamente la posibilidad de realizar una resección curativa del sitio con metástasis y el tratamiento definitivo del sitio pulmonar primario; esos pacientes tienen tanta probabilidad de sobrevivir como los pacientes con enfermedad en estadio II".

FUENTE: Lung Cancer, online 23 de agosto del 2011