Archivo de Público
Martes, 4 de Octubre de 2011

Cada vez menos cirujanos ortopédicos atienden niños en EEUU

Reuters ·04/10/2011 - 18:32h

Por Genevra Pittman

Actualmente, los cirujanos ortopédicos dudan mucho más que hace 10 años sobre atender a niños con huesos rotos, según revela un estudio efectuado en Estados Unidos.

Por teléfono, más de la mitad de los expertos se negó a atender a un niño que acababa de fracturarse un brazo y tenía cobertura privada. Es más, casi todos se negaron a atender a pacientes pediátricos de Medicaid, el seguro de salud oficial para los estadounidenses pobres.

"No me sorprende lo que ocurrió con Medicaid", dijo el doctor David Skaggs, del Hospital de Niños de Los Angeles, y coautor del estudio.

Hace 10 años, la misma encuesta había demostrado que la mayoría de los especialistas se negaban a atender a los beneficiarios de Medicaid. Pero todos habían aceptado atender a los niños con cobertura privada.

"Lo que impacta ahora es que la mitad de los especialistas ya no atienden niños", precisó Skaggs. Los investigadores simularon ser padres de un niño de 10 años que se había fracturado un brazo y llamaron por teléfono a 45 consultorios especializados en ortopedia de Los Angeles para solicitar una cita.

Cada investigador llamó dos veces al mismo consultorio con distintos argumentos: en uno, el niño tenía cobertura privada, y en el otro, el seguro era de Medicaid.

En 19 consultorios se ofreció una cita en la semana cuando el niño tenía cobertura privada, comparado con 50 consultorios de los 50 que el equipo de Skaggs había relevado una década atrás. Sólo en un consultorio se ofreció una cita a un beneficiario de Medicaid.

Cuando los investigadores preguntaron qué especialista aceptaba pacientes de Medicaid, sólo en nueve consultorios se obtuvo una respuesta.

No es secreto que son pocos los médicos que atienden a niños afiliados a Medicaid. Es porque el seguro público no tiene el mismo reembolso que los seguros privados. En California, "los cirujanos ortopédicos estaban perdiendo dinero con cada consulta", dijo Skaggs.

"Esto (...) coincide con evidencia previa de que una gran cantidad de médicos no aceptan a pacientes de Medicaid. Eso es todo", comentó Sandra Decker, investigadora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

"Aunque esos niños están 'asegurados', no tienen acceso a los servicios de salud", añadió. Eso, opinó, cambiará sólo si la reforma del sistema de salud aumenta la cantidad de personas con cobertura y el porcentaje de los reembolsos, de modo que los médicos tengan un incentivo para atender a esos pacientes.

Cuando los consultorios privados no reciben a esos pacientes, ellos consultan en centros pediátricos.

El doctor James Kasser, jefe de Cirugía Ortopédica del Hospital de Niños de Boston, consideró que el aumento de adolescentes atendidos en centros especializados en niños no es algo necesariamente malo. Después de todo, los médicos de esos hospitales tienen más experiencia.

Además, "la mayoría de los sistemas de salud pediátricos brindan atención sin importar la capacidad de pago de los pacientes", comentó Kasser, que no participó del estudio. Eso, agregó, siempre y cuando existan servicios pediátricos cercanos.

Encontrar a un especialista no es un problema en Los Angeles. Pero "sí lo es fuera de las ciudades", dijo Skaggs.

Para algunas familias, hallar un cirujano ortopédico infantil demanda más traslados, dinero y ausencias laborales y escolares, precisa el equipo en Journal of Pediatrics.

FUENTE: Journal of Pediatrics, online 13 de septiembre del 2011