Jueves, 4 de Octubre de 2007

Texas suspende de momento la inyección letal

Los jueces consideran que el método es demasiado cruel

RAQUEL PAJÍN ·04/10/2007 - 11:27h

Texas, el estado norteamericano con el mayor índice de ejecuciones capitales mediante inyecciones letales, hace tiempo renunció a dicho método en la eutanasia de sus mascotas. Los veterinarios se niegan a sacrificar a los animales con un procedimiento cruel que los asfixia lentamente camuflando su angustia.

esde este pasado martes puede que no sólo los gatos y perros de Texas estén a salvo de la fatídica inyección. Hace tres días que la corte de apelación de Texas aplazó indefinidamente la ejecución de un hondureño de 28 años. El fallo se produjo la noche anterior a la aplicación de la pena capital. Además otras ejecuciones inminentes en Texas se han paralizado. Un hecho insólito.

Según Deborah Denno, profesora en la escuela de leyes Fordham, "Texas ha llegado a un punto de inflexión en el debate sobre la pena capital". Todo ocurre una semana después de que La Corte Suprema anunciara que las inyecciones letales son un procedimiento cruel y un castigo que viola la Octava Enmienda de la Constitución americana.

Angustia

¿Cómo actúa la inyección? Según el último informe que hoy publica Amnistía Internacional, y que aboga por la abolición definitiva de la pena capital, su fórmula química no funciona.

Muchas veces "el anestésico (sodio thiopental) deja de actuar antes de que les sobrevenga el paro cardiaco a los reos, sin que se puedan quejar porque el bromuro paraliza sus gestos".

El propio Doctor Jay Chapman, el científico que inventó este método de ejecución en los años setenta, reconoce hoy que el mejor método para aplicar la pena de muerte "es la guillotina. Y no estoy en contra de volver a introducirlo. Se corta la cabeza de una persona y se acabó".