Archivo de Público
Jueves, 29 de Septiembre de 2011

Remedios para la constipación funcionarían poco en los niños

Reuters ·29/09/2011 - 18:13h

Por Amy Norton

Existe cierta evidencia de que los suplementos con fibra ayudarían a algunos niños con constipación crónica, pero una revisión de estudios publicados no respalda el uso de estos remedios no farmacológicos.

El problema, según comentan los autores, es que existen pocos ensayos clínicos rigurosos sobre tratamientos pediátricos que no sean laxantes y ablandadores fecales.

La revisión, publicada en la revista Pediatrics, incluye sólo nueve experimentos de referencia llamados ensayos clínicos controlados randomizados.

En este tipo de estudios, los investigadores le asignan al azar a un grupo de niños la terapia investigada o un tratamiento inactivo (placebo) u otra terapia para la constipación.

Tres estudios revisados habían utilizado suplementos de fibra y obtuvieron alguna evidencia de que daban resultado.

Uno de esos estudios, sobre 31 niños y durante cuatro semanas, reveló que los suplementos de fibra parecían aliviar el dolor estomacal y aumentar la cantidad de evacuaciones semanales.

Con una píldora placebo, la mitad de los niños empezó a tener menos de tres evacuaciones por semana. Con la fibra, llamada glucomannan, uno de cada cinco niños no podía ir al baño.

Pero los otros dos estudios, un poco más grandes, no hallaron beneficios similares.

El resto de los ensayos revisados pusieron a prueba el consumo de líquidos, la psicoterapia, el uso de probióticos y prebióticos (estimulantes de las bacterias "buenas" en los intestinos), pero ninguno observó beneficios evidentes.

Para el equipo de Merit M. Tabbers, del Hospital de Niños Emma, en Amsterdam, los resultados de la revisión "deben interpretarse con cautela" porque los ensayos eran pequeños, durante algunas semanas y partían de distintas definiciones de la constipación crónica.

La constipación funcional (no causada por una enfermedad) es un problema pediátrico bastante común. Afecta al 3 por ciento de los niños de los países occidentales en algún momento. De modo que sorprende ver tan pocos estudios realizados sobre distintos tratamientos. Para Tabbers, hay varios motivos; la falta de financiación es el más importante.

El equipo no halló ensayos clínicos sobre el uso del ejercicio, los masajes, los remedios hepáticos o la acupuntura, aunque se las promueve para tratar la constipación infantil.

Al doctor Carlo Di Lorenzo, jefe del Servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Nacional de Niños en Columbus, Ohio, no le sorprendió el bajo nivel de beneficio terapéutico.

La fibra, por ejemplo, no sería tan efectiva en los niños como en los adultos, comentó Di Lorenzo, que preside el área de Crecimiento, Desarrollo y Envejecimiento de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología.

En los niños, dijo, la conducta es clave en la constipación, que a muchos les produce temor al dolor, de modo que prefieren aguantar, lo que agrava el problema.

El experto consideró que enseñarles mejores hábitos en el baño es una parte importante del manejo efectivo de la constipación. Eso, más un aumento del consumo de frutas, verduras, granos y, si es necesario, un ablandador fecal debería ser suficiente para ayudar a muchos niños.

A veces podría necesitarse un laxante, dijo Di Lorenzo, por lo menos durante un corto plazo. Muchos padres, indicó, se oponen al uso de un laxante por temor a que genere "dependencia", pero "eso es un mito". El autor aconsejó que los padres consulten al pediatra antes de utilizarlo.

FUENTE: Pediatrics, online 26 de septiembre del 2011