Archivo de Público
Jueves, 29 de Septiembre de 2011

Estudio desmiente extracto de palma alivie síntomas urinarios

Reuters ·29/09/2011 - 18:05h

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio concluye que el extracto de la palma enana americana, que se comercializa como un refuerzo natural de la salud urinaria, no reduce los síntomas que causa la próstata agrandada en hombres de mediana edad.

Aún con el uso diario de dosis altas, los participantes no sintieron alivio alguno de síntomas como necesidad de orinar con frecuencia o urgencia, comparado con participantes tratados con un placebo.

"La ciencia demuestra que no será un producto útil", dijo el doctor Stephen Bent, experto en terapias alternativas de la University of California en San Francisco, y que no participó del estudio, al que consideró "muy concluyente".

El extracto de la palma enana lo comercializan varias empresas productoras de suplementos y vitaminas; las cápsulas, que son muy económicas, son de venta libre y se ofrecen para la protección de la próstata y el tracto urinario.

El equipo del doctor Michael Barry, del Hospital General de Massachusetts en Boston, le indicó al azar a 369 hombres con síntomas urinarios el uso diario de cápsulas de palma enana o placebo durante casi 1,5 años.

Con los meses, el equipo aumentó la dosis hasta que los usuarios del extracto ingerían 960 mg diarios.

Para medir la gravedad de los síntomas urinarios se utilizó una escala de 0 a 35 puntos. Una reducción de 2 puntos se considera una mejoría "leve", según explica el equipo en Journal of the American Medical Association. Con 3 puntos menos, se advierte una diferencia en la calidad de vida.

Durante el estudio, el grupo tratado con el extracto obtuvo una reducción de 2,2 puntos (de 14,2 a 12,2 puntos), comparado con 3 puntos en el grupo de control (de 14,7 a 11,7). No hubo diferencia en los síntomas de ambos grupos.

"Siempre supimos que existe un gran efecto placebo en los síntomas urinarios", dijo Barry. Pero con la palma enana, "hasta con la dosis más alta no se pudo superar al placebo".

Con todo, agregó: "Aparentemente, no se registraron efectos secundarios y algunos hombres mejoraron. No me opondría a que los hombres lo prueben para saber si les da resultado".

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 27 de septiembre del 2011