Jueves, 4 de Octubre de 2007

El cine beat de Robert Frank

Eduardo Bravo ·04/10/2007 - 11:24h

Segundo volumen de las películas de Robert Frank

Nacido en una pudiente familia judía suiza, la obra de Robert Frank, uno de los fotógrafos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, está estrechamente ligada a los Estados Unidos, país en el que se establecería en 1947.

Tras comenzar su carrera como fotógrafo en revistas de moda, en 1958 publicaría Los Americanos, un libro fruto de sus viajes por la Norteamérica más profunda y deprimida.

Prologado por el escritor de la Generación Beat Jack Kerouak, Los Americanos aportaba una cruda visión que echaba por tierra el American Way of Life hasta el punto de que sería censurado por entender que esas fotografías, más que en la tierra de las oportunidades, parecían haber sido tomadas en la demonizada Unión Soviética.

Fotografía en movimiento
Poco antes de comenzar la década de los sesenta, Frank decidirá abandonar la fotografía y adentrarse en la imagen en movimiento. A dicha disciplina dedicará buena parte de su carrera, concretamente hasta los años 70, momento en el que comienza a realizar una fotografía que sintetiza ambos mundos. Así, muchas de sus imágenes posteriores a esa época son fotogramas procedentes de sus trabajos cinematográficos ampliados y manipulados.

Casi medio siglo después de la realización de su primera película, la editorial alemana Steidl se ha decidido a editar en DVD la obra cinematográfica de Robert Frank. Un corpus que comprende alrededor de 25 obras, en su mayoría cortos y mediometrajes, rodadas tanto en cine como en vídeo, desde 1959 hasta 2000. Por el momento, ya está a la venta Robert Frank. The complete film works Vol. 1 y, a principios de 2008, verá la luz el segundo volumen.

Presentados en un elegante estuche, el primero, y en una lata que imita a aquellas en las que se guarda la cinta de película, el segundo, los packs incluyen tres discos y un libro de 64 páginas en el que se recoge información sobre las películas y el director. Los dos packs suman seis filmes, entre ellos, tres de los más relevantes de Frank: Pull my daisy, Me and my brother, Conversations in Vermont y OK End here.

Estrenado en 1959, Pull my Daisy, es un filme experimental que recientemente ha sido declarado de interés cultural por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Co-dirigida con Alfred Leslie, escrito y narrado por Jack Kerouack, desfilan algunas de las más destacadas figuras del arte y la literatura norteamericana como el pintor Larry Rivers, los poetas Gregory Corso, Peter Orlovsky y Allen Ginsberg.

Hermanos, mujeres e hijos
Peter Orlovsky y Allen Ginsberg son los protagonistas de Me and my brother, cinta en la que Frank documenta la relación existente entre Peter y su hermano Julius que, tras su internamiento en un centro psiquiátrico, es acogido por Peter y Allen, por entonces su pareja sentimental.

Por su parte, Conversations in Vermont reflexiona sobre el matrimonio, la comunicación padres e hijos y la propia obra fotográfica de Frank. Un trabajo de madurez e introspección que tiene su continuidad en OK End Here, filme sobre la inercia en las relaciones de pareja contemporáneas e inspirado por los nuevos lenguajes cinematográficos de la época como los de Antonioni en Italia y por la Nouvelle Vague en Francia.

Cocksucker blues’, la película documental de Robert Frank sobre The Rolling Stones permanecerá inédita. 

Tras el concierto de Altermont (1969), en el que un fan fue acuchillado por un ‘Hell Angel’, miembro del servicio de seguridad, Mick Jagger
pensó que una película mejoraría la pésima imagen de los Stones en EEUU.

Robert Frank fue el director elegido. Durante meses acompañó a los Stones documentando su vida de sexo, drogas y rock and roll.
Al ver el resultado, los músicos impidieron su exhibición por vía judicial y la colaboración con Frank se limitó a incluir sus fotos en la cubierta del ‘Exile on Main Street’ (1972).