Archivo de Público
Lunes, 26 de Septiembre de 2011

Control médico a distancia no serviría en casos de asma grave

Reuters ·26/09/2011 - 15:46h

Por Amy Norton

Un dispositivo para que los médicos sigan a distancia a los niños con asma mal controlado no reduciría las crisis graves de la enfermedad, según revela un estudio sobre 45 chicos franceses publicado en European Respiratory Journal.

Al azar, la mitad de los participantes recibió un dispositivo manual conectado a un módem automatizado. Lo utilizaron todos los días para determinar cómo exhalaban de manera forzada; el médico recibía la información a través de una conexión telefónica.

Si la función respiratoria empeoraba, el médico podía indicarles a los padres que ajustaran la medicación del niño o lo llevaran al hospital para tratarlo con corticosteroides orales.

La otra mitad de los participantes continuó sólo con su tratamiento habitual, incluidos los esteroides inhalables para prevenir los ataques de sibilancias y disnea.

Al año, no se registró una diferencia relevante entre los grupos en cuanto a la cantidad de crisis asmáticas.

El grupo "telemonitoreado" tuvo alrededor de dos ataques asmáticos graves (con necesidad de esteroides orales), comparado con tres crisis graves en el grupo de control.

Sólo dos niños de cada grupo no tuvieron exacerbaciones graves durante el año. En los niños telecontrolados no se registró una mejoría de la función pulmonar ni una menor necesidad de utilizar a diario los corticosteroides inhalables.

"El bajo desempeño de este manejo intensivo del asma va en contra del uso del telemonitoreo con asistencia médica", escribe el equipo de Antoine Deschildre, del Hospital Universitario Regional de Lille, en Francia.

Un especialista que no participó del estudio dijo: "Estos resultados no sorprenden demasiado".

El monitoreo hogareño determinó la cantidad de aire que una persona puede exhalar de manera forzada en 1 segundo después de respirar hondo, lo que se conoce como FEV1. Es un indicador de la función pulmonar.

"Pero no está muy correlacionado con los síntomas", explicó el doctor John Mastronarde, profesor del Centro Médico de la Ohio State University y miembro de la Sociedad Torácica Estadounidense.

Y, por ahora, no existe otra medida objetiva de la función pulmonar que pueda revelar con precisión cuándo se están agravando los síntomas del asma, y que se pueda usar con el telemonitoreo.

Mastronarde señaló que el estudio es pequeño, de modo que no es concluyente sobre la utilidad del telemonitoreo en el control del asma.

El autor aconsejó que, por ahora, lo mejor que pueden hacer los padres es tener "un plan de acción para el asma", el cual se elabora con el médico para determinar qué fármacos utilizar, cuándo hacerlo y en qué momento ir al hospital.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 18 de agosto del 2011