Archivo de Público
Viernes, 23 de Septiembre de 2011

Pesticidas para chinches enfermarían a algunas personas: estudio

Reuters ·23/09/2011 - 15:21h

Por David Beasley

Las chinches de las camas generan picazón, pero un informe revela que los químicos usados para combatir esta peste están enfermando a algunas personas.

Junto al aumento de personas picadas por chinches de las camas en Estados Unidos también crecieron las enfermedades por el uso de pesticidas para exterminar al insecto, señalaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

Entre el 2003 y el 2010, 111 personas se enfermaron y una murió por el uso de insecticidas para combatir las chinches, informó la agencia del Gobierno en un estudio que es el primero en su tipo en el país.

Casi tres cuartos de las enfermedades se produjeron entre el 2008 y el 2010, acompañando al aumento de la población de chinches de las camas en Estados Unidos.

Siete estados presentaron casos de enfermedades relacionadas con insecticidas: California, Florida, Michigan, Carolina del Norte, Nueva York, Texas y Washington. Un 81 por ciento de los casos no fue grave.

La ciudad de Nueva York, donde cada vez se reporta una mayor presencia de estas chinches, presentó la cantidad más alta de casos, con un 58 por ciento del total.

A nivel nacional, el 93 por ciento de los casos se produjeron en hogares privados, según señaló el estudio.

Aunque los CDC indicaron que no ha habido suficientes casos de enfermedad grave para sugerir una carga pesada para la salud pública, los números podrían seguir trepando porque las chinches se vuelven cada vez más resistentes a los insecticidas comunes.

Las chinches de las camas son insectos sin alas de color rojo amarronado que succionan sangre de los humanos y otros mamíferos y de las aves. No transmiten enfermedades pero, según los CDC, "pueden reducir la calidad de vida al generar ansiedad, incomodidad y falta de sueño".

Las personas pueden enfermar por un uso incorrecto de los insecticidas para eliminarlas, señalaron los CDC. Dos de las causas más comunes de enfermedad fueron aplicación excesiva de pesticida y la falta de recambio de las sábanas y frazadas tratados con insecticida.

Los síntomas comunes incluían dolor de cabeza, mareos, náuseas y vómitos, explicaron los CDC. La única muerte se produjo en el 2010 en Carolina del Norte y la víctima de 65 años tenía una larga lista de problemas de salud, entre ellos insuficiencia renal y diabetes, agregaron.

El marido de la mujer fallecida aplicaba pesticidas en el hogar que no estaban registrados para uso contra chinches de las camas, además de que ella había aplicado insecticida en sus brazos y cabello.

Los CDC recomiendan usar tanto enfoques químicos como no químicos para combatir estas chinches, incluida la contratación de especialistas para su eliminación.