Archivo de Público
Viernes, 16 de Septiembre de 2011

Médicos que tratan el dolor no están actualizados: sondeo EEUU

Reuters ·16/09/2011 - 17:09h

Por Rob Goodier

A cinco meses de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) presentara un nuevo programa de manejo de riesgos del uso de opioides, una encuesta revela que un tercio de los médicos que tratan el dolor desconoce los detalles del programa.

Y el 13 por ciento dice que no evalúa ese riesgo en sus pacientes.

"A partir de las respuestas, existe la necesidad de educar a los médicos", dijo Bronwyn Boyes, de MediCom Worldwide, Inc., una organización que brinda educación médica continua.

Boyes sostuvo que los médicos deben estar actualizados en las normas vigentes de manejo del dolor, inscribirse en programas de educación continua para minimizar el riesgo asociado con la indicación de uso de opioides y documentar los resultados del uso de las herramientas de evaluación del riesgo en el consultorio.

El equipo de Boyes presentó los resultados de la encuesta la semana pasada en Las Vegas durante la conferencia Pain Week (Semana del Dolor).

MediCenter les envió cuestionarios a sus 30.000 asociados; respondieron 634 médicos. Menos del 70 por ciento conocía qué es el abuso de opioides y el nuevo programa para manejar los riesgos del uso de opioides de liberación extendida o acción prolongada.

El 72 por ciento dijo que no existe información suficiente sobre el programa, mientras que el 43 por ciento respondió incorrectamente que la FDA les exige ahora un entrenamiento especial antes de que puedan recetar opioides de liberación extendida o acción prolongada.

Pero un 81 por ciento aseguró cumplir con las normas federales y estatales para recetar opioides.

Esta encuesta se suma a un clamor cada vez mayor de mejorar el entrenamiento profesional, tanto para reducir el aumento del uso inadecuado de opioides en Estados Unidos y los costos de salud.

La cantidad de estadounidenses mayores de 12 años que utilizan esos fármacos creció de 29 millones en el 2002 a 33 millones en el 2007, precisó en abril, durante una conferencia, la doctora Janet Woodcock, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

En el 2007 murieron 12.000 estadounidenses por el uso inadecuado de analgésicos de venta bajo receta, según Woodcock. "Es un problema enorme, que crece cada año. Es evidente que debemos tomar medidas", indicó.

El dolor crónico afecta a 116 millones de estadounidenses, a un costo anual de entre 560.000 y 635.000 millones de dólares en atención, salarios perdidos y reducción de la productividad. Sólo cinco de 133 facultades de medicina del país norteamericano exigen realizar cursos sobre el dolor; y apenas 17 los ofrecen de manera electiva.