Archivo de Público
Viernes, 16 de Septiembre de 2011

Las computadoras pueden ayudar a las personas con tinnitus

Reuters ·16/09/2011 - 16:49h

Por Fran Lowry

Un grupo de investigadores brindó noticias alentadoras para las personas que padecen el molesto trastorno auditivo llamado "tinnitus", un problema muy frecuente en la actualidad en los militares jóvenes de Estados Unidos.

Una prueba de computadora rápida y sencilla denominada Test de Velocidad Cerebral puede medir objetivamente el deterioro cognitivo asociado con la tinnitus, y un segundo programa informático podría ayudar a los pacientes con tinnitus severa a lidiar con la condición, señalaron los expertos.

La tinnitus, una sensación de sonido molesto o pitido percibido sólo por el paciente, afecta a más de 50 millones de personas.

Afortunadamente, la mayoría no padece demasiadas complicaciones, pero una minoría sufriría mucho por el trastorno, y algunos pacientes llegarían hasta el suicidio por ese sonido invasivo del que no pueden escapar, dijo el doctor Andre Wineland, de la Washington University en St. Louis.

El equipo de Wineland presentó su investigación en un encuentro anual de la Academia Estadounidense de Otolaringología y la Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello.

La tinnitus es especialmente prevalente en el personal militar que regresa del combate en Irak y Afganistán, y es la discapacidad más común en estas personas, relativamente jóvenes y en forma, dijo Wineland a Reuters Health.

"Hallamos que podríamos usar un test muy simple para ver qué pacientes están realmente perturbados por su tinnitus y quién se beneficiaría con otras intervenciones, en este caso un programa de entrenamiento cerebral", agregó.

PRUEBA POR COMPUTADORA

En el Test de Velocidad Cerebral, "los pacientes escuchan varios sonidos e indican con una flecha hacia arriba si el sonido va de bajo a alto o con una flecha hacia abajo si el sonido va de alto a bajo", explicó Wineland.

En el estudio actual, 60 pacientes con tinnitus fueron sometidos al test y los resultados fueron comparados con los de sujetos sin la condición.

La edad promedio de los pacientes era de 54 años, la mitad eran varones y la duración de la tinnitus iba de seis meses a 47 años.

Veintisiete pacientes (el 46 por ciento) tenían tinnitus severa. Hubo una relación importante entre la gravedad de la condición y el registro obtenido en el test.

"Los pacientes con las mayores calificaciones de tinnitus obtenían peores resultados en el test. Cuanto más perturbados estaban por su tinnitus, menores eran sus resultados en el test", indicó el autor.

"Hay personas que parecerían estar bien pero en realidad están teniendo problemas para prestar atención y estarían perdiéndose cosas sin siquiera darse cuenta", continuó Wineland.

"Por lo tanto, obtener malos resultados en el Test de Velocidad Cerebral se traduce en una mala velocidad de procesamiento, cognición y atención, todas cualidades necesarias", añadió.

En la segunda parte del estudio, los investigadores ofrecieron a los pacientes con tinnitus severa la posibilidad de probar un programa de computación de entrenamiento del cerebro.

Trece pacientes participaron en esa fase del estudio, seis de los cuales tenían una tinnitus muy molesta.

Luego de ocho semanas de entrenamiento cerebral, los seis sujetos con la tinnitus más perturbadora informaron una mejora subjetiva en la atención y la memoria, dijo Wineland.

"Paradójicamente, no hubo cambios en sus registros de velocidad cerebral, pero los pacientes sintieron que su tinnitus era menos invasiva que antes de pasar por el programa de entrenamiento cerebral", señaló.

"Es posible que ejercitando el cerebro con estos programas de computadora (los pacientes) hayan podido mejorar su atención y su memoria, dos componentes muy importantes que se ven afectados por la tinnitus", detalló el autor.

El equipo planea realizar un estudio más amplio para evaluar la utilidad del entrenamiento cerebral en esta condición. "Nos sentimos muy incentivados por estos resultados", indicó Wineland.

"Sería grandioso tener algo para ofrecer a estas personas. Ahora, aunque intentamos muchas cosas, desde fármacos hasta terapias conductuales e incluso cirugía, no hay cura para la tinnitus. No hay nada que podamos hacer para que ese sonido desaparezca. Pero la computadora nos permitiría ayudar a estos pacientes a lidiar mejor con su condición", finalizó el autor.