Archivo de Público
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011

¿Salvan vidas las restricciones a los conductores adolescentes?

Reuters ·14/09/2011 - 18:42h

Por Genevra Pittman

Un estudio que comparó tasas de mortalidad revela que los accidentes de tránsito en los conductores de 16 años disminuyeron, pero que aumentaron en los de 18 años si los estados tenían programas de otorgamiento gradual de las licencias.

Los adolescentes "aprenden y reaccionan bien", dijo Jean Shope, de Transportation Research Institute, de University of Michigan. "Si queremos que adquieran experiencia al volante, tenemos que enfrentar el hecho de que son adolescentes y todavía se están desarrollando".

Los choques entre automóviles causan más de un tercio de los fallecimientos de adolescentes de Estados Unidos, según los CDC, y son la causa principal de muerte a esa edad.

Desde 1996, los estados les imponen restricciones a los conductores menores de 18 años. Ahora, todos los estados tienen algún tipo de programa de otorgamiento gradual de licencias.

Para conocer su efecto en los conductores adolescentes, el equipo de Scott Masten, de California Department of Motor Vehicles, combinó información de los choques fatales de 1986-2007 y en los que habían participado conductores de entre 16 y 19 años.

Sin las restricciones, cada año morían 47 de cada 100.000 adolescentes. Con los programas más estrictos, es decir, con restricciones sobre el manejo nocturno y el transporte de pasajeros, esa cifra anual bajó a 30 de cada 100.000 jóvenes.

Al considerar otros factores, como la frecuencia de manejo en cada estado y la temporada en la que ocurrían los choques, el equipo halló que los conductores de 16 años eran un 26 por ciento menos propensos a morir si los estados tenían restricciones estrictas.

En tanto, los conductores de 18 años, a los que no alcanzan las restricciones, eran un 12 por ciento más propensos a tener un choque fatal.

No se registraron diferencias en las tasas de choques fatales en los conductores de 17 o de 19 años. Y los tests estadísticos no pudieron confirmar diferencia alguna en los choques en los conductores de esos dos grupos combinados, con o sin la política de manejo, publica el equipo en Journal of the American Medical Association.

El equipo estimó que desde 1996, los programas estuvieron asociados con 1348 choques fatales menos entre los conductores de 16 años y 1086 más en los de 18 años.

Shope, que no participó del estudio, comentó que algunos expertos se preguntan si los conductores más jóvenes esperarían hasta los 18 para obtener su licencia y, así, evitar las restricciones para los menores de edad.

Otra posibilidad es que los adolescentes que obtienen la licencia antes tengan menos experiencia en conducir solos o en malas condiciones cuando llegan a los 18, dijo el doctor Motao Zhu, experto en lesiones de tránsito de West Virginia University.

Anne McCartt, de Insurance Institute for Highway Safety, Arlington, Virginia, y autora de un comentario sobre el estudio, consideró que las tendencias nacionales siempre demostraron una reducción de los choques de los conductores adolescentes con las restricciones.

Estudios previos habían sugerido la utilidad de aumentar la edad a la que los adolescentes pueden obtener su licencia de conducir y de que un adulto supervise su conducta al volante.

"Esos estudios nos permitirían saber cómo lograr que los adolescentes manejen cada vez mejor. Aun así, hemos hecho un mejor trabajo que antes", dijo McCartt a Reuters Health.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 13 de septiembre del 2011.