Archivo de Público
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011

Asocian colesterol elevado con "placas" cerebrales del Alzheimer

Reuters ·14/09/2011 - 18:25h

Por Amy Norton

Los adultos mayores y de mediana edad con colesterol alto tendrían mayor posibilidad de que en el cerebro se les formen depósitos de proteínas asociados con el Alzheimer.

Los resultados no prueban que el colesterol elevado sea un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer, según dijeron los investigadores.

Sin embargo, abren la posibilidad de que mantener controlado el colesterol ayude, con los años, a prevenir las placas cerebrales en el futuro, dijo el doctor Kensuke Sasaki, de Kyushu University, Japón, que participó del estudio.

Eso también afectaría el riesgo de desarrollar Alzheimer.

Los autores analizaron tejido de cerebros estudiados por autopsia de 147 adultos japoneses que habían fallecido entre 1998 y el 2003.

A un tercio se le había diagnosticado demencia antes de morir. A todos se les había controlado el colesterol en 1988, cuando tenían entre 40 y 79 años, y no tenían síntomas de demencia.

El equipo halló que las "placas" cerebrales (depósitos anormales que se forman entre las células nerviosas) eran más comunes en el cuarto de las personas con niveles de colesterol más altos en 1988.

En ese grupo, el 85 por ciento de los que tenían 5,8 mmol/L de colesterol (unos 224 mg/dL) o más habían desarrollado placas, según los resultados de las autopsias, comparado con el 62 por ciento de los que tenían niveles más bajos (186 mg/dL o menos) de colesterol total al inicio del estudio.

Luego, el equipo consideró otros factores asociados con el Alzheimer, como la edad, haber tenido un infarto cerebral o ser portador de una variación genética asociada con el mal.

Halló que quienes mostraban los niveles más altos de colesterol eran casi 25 veces más propensos a tener placa cerebral que aquellos con colesterol bajo, según los resultados de las autopsias.

Se desconoce por qué el colesterol estaría asociado con el Alzheimer y, ahora, las placas cerebrales.

Pero Constantine Lyketsos, responsable de Memory and Alzheimer's Treatment Center, de la Johns Hopkins University, y que no participó del estudio, señaló lo que cree que sería la principal posibilidad: que el colesterol sería un signo de enfermedad vascular generalizada que afecta el cerebro.

Este estudio, consideró Lyketsos, aporta evidencia más directa al analizar dos medidas biológicas: los niveles de colesterol en sangre y la cantidad de placa en el cerebro.

El Alzheimer afecta a 26 millones de personas en el mundo y los expertos estiman que a medida de que la población envejece, la cantidad podría llegar a 66 millones en el 2030.

En general, los especialistas recomiendan que las personas controlen el colesterol con un peso saludable, ejercicio, cambios alimentarios y, si es necesario, medicamentos.

El nivel deseado de colesterol total es por debajo de 200 mg/dL para reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

FUENTE: Neurology, 13 de septiembre del 2011.