Archivo de Público
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011

La Vitrina de Bob Pop

BOB POP ·14/09/2011 - 08:22h

ARMANI - Quien dice delirio podría decir despatarre o incluso deliquio, que es una palabra que me encanta y significa desmayo, desvanecimiento; lo que practica la nueva modelo de cuerpo para los anuncios de alta mercería de Armani por los que antes ya pasaron Victoria Beckham o Megan Fox y que en esta ocasión sirven para que Rihanna se contorsione encima y dentro de un automóvil mientras Rafa Nadal, que ejerce de portador masculino de la marca para la ocasión, luce el músculo que sale de practicar el photoshop en calzoncillos.


AFP - El lunes se celebraba en Londres el Día de la Caridad –que empieza por ellos mismos si bien tiene que ver con el tributo que una empresa financiera dedica a los empleados que murieron en los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Manhattan– y en él participaron como reclamos recaudadores al aparato telefónico grandes iconos de la solidaridad, la generosidad y la conciencia social como Sarah Fergusson y sus dos hijas, las Fergiettes. También colaboró el príncipe Enrique y la modelo Eva HerzigovA, que también ejerció de broker buena para recaudar unos cuantos miles de millones de euros para causas benéficas entre las que parece que esta vez tampoco estamos nosotros...


AFP - La señora material, que ahora se vende como directora de cine, presentó hace un par de días su última peliculita en el Festival de Cine de Toronto, donde aprovechó la ocasión para arremeter contra la crítica que ha puesto el filme pingando y más allá. Madonna –que se debate entre aceptar que es oficialmente una señora mayor o abandonarse a tratamientos de rejuvenecimiento que le alejan del aspecto humano para aproximar su expresión facial al clásico rostro de las muñecas hunchables de látex– pidió a la prensa especializada que juzgue la película, no a ella, que dijo recordar cuando los especialistas musicales se burlaban de sus primeros discos. Claro, que también dijo que confiaba en que al público le gustara mucho más de lo que auguraban las reseñas negativas y que "cruzaba los dedos ¡y las piernas!" para que eso fuera así.


Después de haber ido publicando el libro por entregas en el 'Times', Jermaine, ese hermano de Michael que una vez, allá por los 80s, grabó una canción a duo con Pia Zadora y hasta tuvieron el valor de cantarla en español (‘Si se pone a llover’), lanza el libro con los recuerdos de su hermano y los detalles más escabrosos sobre su cadáver "Me acerqué a Michael, buscando su mano para cogérsela, acariciando aún la suave piel. No podía creer lo esquelético que estaba. Estaba el doble de delgado que hacía un mes"... Y eso es sólo el principio; después, va a peor.