Archivo de Público
Martes, 13 de Septiembre de 2011

La vitrina de Bob Pop

·13/09/2011 - 08:28h

El 'Bild' alemán publicó ayer una entrevista con la cantante donde hablaba acerca de su relación con la ciudadde Nueva York y sus gustos y preferencias locales: "Prefiero los bares pequeños donde huele siempre un poco a pis" , además de piropear a la ciudad y recordar –no más faltaba– dónde estaba ella el 11 de septiembre de 2001 cuando se vinieron abajo las Torres Gemelas: "Estaba en una clase de historia en el colegio. Las torres se derrumbaron y una nube negra nos cubrió". Lady Gaga también se inventa... perdón, digo... confiesa en la entrevista que ella es "una gitana con una bolsa repleta de prendas de alta costura que duerme en un colchón hinchable cuando va a visitar a sus padres". Que mearán en el pasillo para que ella se sienta a gusto, supongo...


"No tires las cartas de amor. Ellas no te abandonarán", escribió Joan Margarit en un conmovedor poema con el que estaría de acuerdo el hijo de Barbara Glenn, una novia de James Dean a quien escribió tres misivas que Christie’s subasta en noviembre junto con unas fotos del actor, durante los años 50. "Todas las cartas de amor son ridículas", aseguró un heterónino de Pessoa. No pensará lo mismo el señor Glenn, quien sacará un buen beneficio a la herencia epistolar recibida de su difunta madre a quien Dean agradeció "las cartas más bonitas y dulces del mundo".


De todos los rumores bomba que he leído últimamente, este es mi favorito y parece que incluso existe documentación fotográfica que demuestra que sí, que esa incipiente barriga de embarazada que mostró Beyoncé en la última entrega de los Premios MTV para anunciar al mundo, a través de la tele, que estaba preñada no era sino una prótesis. ¡Ojo! No es que la cantante no esté embarazada; es que el volumen de la tripa en ese momento no daba para una puesta en escena como la que llevó a cabo, de ahí que tuviera que recurrir a un bombo postizo para que todo fuera así fácil de explicar y de entender, con lenguaje televisivo.


El bueno –muy bueno– de Hugh anda recorriendo el norte de Europa para promocionar ‘Acero puro’, una película de robots, boxeo y padre con hijo que se estrena a principios de diciembre y amenaza con pasar a engrosar la lista de pesadillas cinematográficas navideñas. De todos modos, a Jackman le perdonamos (casi) todo y confiamos en que continúe con la gira promocional y en algún momento del recorrido le toque venir a vernos. Aquí estaremos. Dispuestos a todo.