Archivo de Público
Lunes, 12 de Septiembre de 2011

Estudio no halla relación entre los omega-3 y la salud cardíaca

Reuters ·12/09/2011 - 18:18h

Por Adam Marcus

Un equipo de Dinamarca que analizó la dieta de casi 3.300 personas halló que quienes decían que comían más ácidos grasos no eran menos propensos a desarrollar enfermedad cardíaca isquémica, que implica la llegada de menos flujo de sangre al corazón, que los que consumían menos de esos nutrientes.

Sin embargo, las mujeres que consumían mayor cantidad de ácidos grasos omega-3 (presentes en el pescado y los suplementos de aceite de pescado) tenían alrededor de un 40 por ciento menos riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que las que menos cantidad ingerían, según publica American Journal of Clinical Nutrition.

Esto "genera preguntas importantes" sobre la interacción de esos nutrientes con la salud cardíaca, indicó Alice Lichtenstein, directora del Laboratorio de Nutrición Cardiovascular de la Tufts University.

La experta advirtió, no obstante, que los estudios sobre los hábitos alimentarios de la población de un país son difíciles de extrapolar.

En el 2004, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos informó que había "evidencia positiva, pero no concluyente" de que los omega-3 reducen el riesgo cardíaco. La agencia recomendó no consumir más de 3 gramos diarios de esas sustancias (no más de 2 gramos provenientes de suplementos).

El nuevo estudio analizó también los efectos del ácido linoleico y el ácido alfalinoleico, ambos derivados de las plantas, sobre el riesgo cardíaco de 3.277 hombres y mujeres de la zona metropolitana de Copenhague. Ninguno tenía problemas cardíacos identificados al inicio del estudio.

Tras 23,3 años de seguimiento, 471 desarrollaron cardiopatía isquémica. Pero sólo se beneficiaron con el omega 3 las mujeres que mayor cantidad consumían (algunas hasta 11,2 gramos diarios). Ellas tenían un 38 por ciento menos riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca que las que consumían menos de 0,2 gramos diarios.

"El alto consumo de omega-3 tuvo un efecto cardioprotector significativo en las mujeres", dijo la coautora Mia Sadowa Vedtofte, del Instituto Nacional de Salud Pública de la Universidad de Dinamarca del Sur, en Copenhague.

Vedtofte explicó que los hombres que consumían mayor cantidad de alimentos ricos en omega-3 también estaban protegidos de la enfermedad cardíaca, pero con poca diferencia, lo que podría atribuirse al azar.

El consumo diario estimado de ácidos grasos en el estudio fue de 1,2 gramos para las mujeres y de 1,6 gramos para los hombres, cifras superiores a las registradas en estudios previos.

Los resultados no prueban que los omega-3 eviten la enfermedad cardíaca, aun en las mujeres que más se beneficiaron. También podrían influir otros factores asociados con una alimentación rica en pescado.

En Estados Unidos se está realizando un estudio sobre 20.000 voluntarios (ensayo VITAL) para determinar si los suplementos con vitamina D y ácidos grasos omega-3 previenen la enfermedad cardíaca, el cáncer y el infarto cerebral en personas sanas.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 24 de agosto del 2011