Archivo de Público
Lunes, 12 de Septiembre de 2011

El BCE compró la semana pasada deuda por valor de 13.960 millones de euros

EFE ·12/09/2011 - 16:32h

EFE - El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet (c), se retira luego de ofrecer una rueda de prensa tras una reunión de los bancos centrales de los países del G20 en la ciudad suiza de Basilea, hoy, lunes 12 de septiembre de 2011. Trichet se mostró convencido de que Grecia va a cumplir los compromisos adquiridos de ajuste fiscal y reformas estructurales y agregó que considera que la "troika" (BCE, CE y FMI) estará satisfecha con los progresos.

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que compró la semana pasada deuda por valor de 13.960 millones de euros y retirará mañana liquidez para evitar que suba la inflación.

Algunos operadores han dicho que la mayor parte de esta deuda comprada por el BCE es de España y de Italia.

El BCE llevará a cabo mañana una subasta para retirar 143.000 millones de euros, cantidad redondeada que corresponde a la deuda adquirida hasta ahora.

La entidad monetaria ofrecerá a los bancos un interés máximo del 1,5 % por la liquidez.

El BCE comenzó a comprar el pasado 8 de agosto deuda soberana de España e Italia para frenar movimientos especulativos que dispararon la prima de riesgo de estos países por encima de 400 puntos básicos y la rentabilidad de los bonos por encima del 6 %.

Algunos miembros del comité ejecutivo y del consejo de gobierno del BCE se han opuesto a este programa de compra de deuda soberana, que inicialmente ayudó a países pequeños como Grecia, Irlanda y Portugal, por considerar que la entidad monetaria asume responsabilidades fiscales que no le corresponden.

El pasado viernes el economista jefe del BCE, el alemán Jürgen Stark, presentó su dimisión al presidente, Jean-Claude Trichet, alegando razones personales, aunque era conocida su oposición a la compra de deuda soberana.

El también alemán Axel Weber, ex-presidente del Bundesbank (banco central de Alemania) y opuesto a la compra de deuda soberana por la institución europea, dimitió hace unos meses y renunció a sus aspiraciones para sustituir a Trichet al frente del BCE.