Archivo de Público
Viernes, 9 de Septiembre de 2011

La etiología de la muerte súbita varía según la edad

Reuters ·09/09/2011 - 18:31h

Por Will Boggs

La causa primaria de muerte súbita en los adultos jóvenes difiere si ocurre antes o después de los 35 años, reveló una nueva investigación.

"Los programas de pesquisa brindan atención desproporcionada en la identificación de la cardiomiopatía hipertrófica", dijo el doctor Robert E. Eckart, del Centro Médico Brooke del Ejército en San Antonio, Estados Unidos.

"Mientras que resulta crítico descartar esta enfermedad potencialmente fatal, nos deberíamos concentrar en la causa principal de muerte súbita en los jóvenes, como es el síndrome de muerte súbita arrítmica.", agregó.

Como publica Journal of the American College of Cardiology, el equipo de Eckart utilizó el Registro de Muerte Cardiovascular del Departamento de Defensa de Estados Unidos para identificar la causa de todas las muertes súbitas no traumáticas entre el personal militar de 18 años o más durante una década.

Los autores revisaron 902 registros con información de las autopsias con etiología cardíaca presunta.

La tasa de mortalidad por muerte súbita cardíaca por cada 100.000 personas-años fue de 6,68 para los hombres y de 1,40 para las mujeres. Las tasas por cada 100.000 personas-años pasaron de 3,25 entre los menores de 20 a 105,57 en os mayores de 50.

Antes de los 35 años, la causa principal de muerte súbita (el 41 por ciento de los casos) fue "muerte súbita sin anormalidad cardíaca estructural identificable, presuntamente arrítmica". A partir de esa edad, la mayoría (el 73 por ciento de los casos) murió por enfermedad coronaria.

Sólo un 6,3 por ciento de las muertes (57) se había atribuido a una cardiomiopatía hipertrófica, mientras que apenas el 2,9 por ciento (26) había sido por una cardiomiopatía hipertensiva.

"El colesterol y el IMC, que son dos indicadores tradicionales, no estuvieron asociados con el riesgo de muerte súbita por enfermedad coronaria, pero el riesgo relativo dos veces mayor a partir de los 35 años sugiere que debemos bajar el umbral de edad en el que comenzamos a sospechar de la enfermedad, en especial en la población con antecedentes familiares", finalizó Eckart.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, 13 de septiembre del 2011