Archivo de Público
Viernes, 9 de Septiembre de 2011

Los antibióticos mejoran la vejiga hiperactiva: estudio

Reuters ·09/09/2011 - 12:41h

Por Fran Lowry

Los pacientes con síntomas de vejiga hiperactiva (VHA) y piuria mejorarían con un tratamiento antibiótico durante seis a nueve meses, incluso aunque los resultados de test de orina arrojan resultados negativos, informó un equipo de Escocia, en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Continencia.

Piuria es la presencia de pus (aumento de leucocitos o glóbulos blancos) en la orina como producto de diversos procesos inflamatorios que pueden invadir la vejiga.

"Hay cada vez más pruebas de que existen pacientes que a pesar de obtener resultados negativos en los análisis urinarios de rutina tendrían una infección o una inflamación que les causaría los síntomas de VHA", dijo la doctora Kiren Gill, del University College de Londres, en el Reino Unido.

"Pensamos que casi la mitad de los pacientes con VHA tienen bacterias en la orina", agregó.

Con su equipo realizó un estudio observacional sobre 440 pacientes (380 mujeres y 60 hombres de 54 años en promedio) con VHA entre el 2003 y el 2010.

El equipo los dividió en tres grupos: uno, de 147 pacientes, tenía piuria y recibió antibióticos desde el inicio del estudio (principalmente nitrofurantoina -100 mg dos veces por día- o cefalexina -500 mg dos veces por día) durante seis a nueve meses, más antimuscarínicos y reeducación de la vejiga.

El segundo grupo, de 212 pacientes sin piuria, recibió antimuscarínicos y reeducación de la vejiga, mientras que el tercer grupo, de 81 pacientes, no tuvo signos de piuria hasta un examen de seguimiento, cuando empezó a recibir antibióticos.

Al ingresar al estudio, el 75 por ciento del primer grupo, el 88 por ciento del segundo grupo y el 85 por ciento del tercer grupo tenían cultivos negativos de orina de mitad de micción.

En los tres grupos mejoraron significativamente síntomas como la urgencia, la frecuencia urinaria en 24 horas y la incontinencia.

El tercer grupo, que comenzó a tomar antibióticos más tardíamente, demoró significativamente más en recuperarse (de 198 a 321 días) que los otros dos grupos que empezaron a tomar antibióticos desde el comienzo del estudio (Grupo 1: 165-229 días). Los pacientes del segundo grupo, sin piuria, fueron los que más rápido se recuperaron (138-180 días).

Gill opinó que estos datos justifican sólidamente la necesidad de realizar un ensayo clínico controlado randomizado del uso de antibióticos en pacientes con VHA y piuria, pero con cultivos de orina negativos.

La autora está convencida de que el peligro de que los pacientes desarrollen resistencia a los antibióticos es reducido. "Analizamos 65.000 muestras de cultivo sin hallar evidencias de un aumento del riesgo de resistencia a los antibióticos", aseguró Gill.