Archivo de Público
Viernes, 9 de Septiembre de 2011

La Vitrina de Bob Pop

BOB POP ·09/09/2011 - 09:42h

El Tribunal Correccional de París condenó ayer al modisto a pagar una multa de 6.000 euros por injurias racistas y antisemitas –"Amo a Hitler" y "La gente como usted tendría que estar muerta. Su madre, su padre, todos en la cámara de gas"–, que no tendrá que pagar si no reincide en los próximos cinco años; un lustro que Galliano pasará, probablemente, desintoxicándose, diseñando trajes de novia para sus amigas, como hizo con Kate Moss, preguntándose cómo fue posible que todo acabara así de mal, de feo y de cutre, o maldiciendo las estrategias perversas del gran capital, capaz de lo que sea con tal de ahorrarse una indemnización millonaria. 6.000 euros, calderilla comparada con sus otras pérdidas.


Madonna ha recurrido a los juzgados para que Material Girl, además de una canción suya de 1985, sea una marca registrada (por ella) bajo la cual pueda vender ropita y complementos. Un juez de California ya ha rechazado la idea, pero ella sigue erre que erre. Si yo fuera la Cantudo, iría corriendo a registrar Méxicos cuanto antes. Por si acaso.


EFE - El miércoles por la noche, mientras Agatha Ruiz de la Prada posaba en un photocall junto al alcalde Ruiz Gallardón, su marido –el de Agatha–, Pedro Jota, celebraba el aniversario de una de las publicaciones de su grupo con un fiestón donde pudimos ver a los príncipes de Asturias –sin sus trajes de baño– y a las ministras de Economía, Elena Salgado, y de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia.


AFP - Debate entre ocho candidatos a la candidatura del Partido Republicano a las próximas elecciones con nutrida presencia de célebres gogós en las ceremonias del té –Rick Santorum o Michele Bachmann– y la concurrencia estelar de la ex primera dama Nancy Reagan, que ejerció de anfitriona del encuentro que se celebraba en la Biblioteca Ronald Reagan en Simi Valley, California, y que emitió la NBC. Un nuevo ejercicio de rancia nostalgia televisiva.


EFE - "Me siento bendecido por el amor que Estados Unidos ha mostrado por mí y por mi trabajo. Durante años he tenido el privilegio de vestir a sus mujeres y de ser inspirado por ellas", dijo el modisto tras recibir el premio a toda su carrera de manos de la editora del Vogue estadounidense, Anna Wintour. "Ser inspirado por ellas" supongo que quiere decir "forrarme gracias a todas esas millonarias en cuyos rostros se inspiró la palabra vintage".