Archivo de Público
Jueves, 8 de Septiembre de 2011

Calificaciones hospitales pediátricos EEUU no serían confiables

Reuters ·08/09/2011 - 17:26h

Por Frederik Joelving

Un elemento clave de las calificaciones de los hospitales pediátricos sería que no son estadísticamente confiables, lo que cuestiona los rankings que utilizan millones de estadounidenses.

Un equipo halló que las tasas de mortalidad de los hospitales con alta calificación en los principales rankings comerciales son estadísticamente confusas.

"Es como mezclar un mazo de cartas al azar para ponerlas ordenadas jerárquicamente", dijo el doctor Chris Feudtner, del Hospital de Niños de Filadelfia, y que publica los resultados en la revista Pediatrics.

Las tasas de mortalidad en los hospitales se volvieron un estándar cada vez más popular para conocer la calidad de la atención en el país norteamericano y las hizo públicas el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Pero los críticos como Feudtner sostienen que podría ser un boomerang si los hospitales comienzan a concentrarse en mejorar una cifra en lugar de hacerlo en la atención.

Por ejemplo, indicó, hay hospitales que envían a pacientes críticos a sus hogares para morir y evitar que eso les eleve las tasas de mortalidad.

El hospital de Feudtner es uno de los tres mejores hospitales pediátricos del país, según el ranking de U.S. News & World Report.

Los autores evaluaron información del 2008 sobre más de 475.000 niños de 42 hospitales pediátricos de Estados Unidos y sugiere que las mediciones darían una falsa sensación de precisión.

Organizar en una lista a los 42 hospitales según las tasas de mortalidad ajustadas (teniendo en cuenta cuán enfermos estaban los niños) es sencillo. Pero casa estimación posee cierto nivel de incertidumbre atribuible al azar (intervalo de confianza).

Si una cifra está dentro de un intervalo de confianza de otra cifra, no hay manera de determinar si son realmente distintas.

El equipo observó que la mitad de los intervalos de confianza se superponían en por lo menos 22 de las 42 posiciones posibles del ranking. Es decir que un hospital en la posición 15 también podría haber estado en el lugar 37.

Las tasas de mortalidad para los hospitales en la parte superior e inferior del ranking eran más sólidas, pero aún se superponían con otras cinco posiciones.

Avery Comarow, editor de Health Rankings, de U.S. News & World Report, dijo que coincidía con que las calificaciones reflejaban el azar.

"El estudio muestra que lo único que analizamos es la mortalidad. De hecho, aun en el ranking de adultos, representa menos de un tercio de la calificación. En pediatría, menos del 20 por ciento", dijo Comarow a Reuters Health.

También criticó el estudio por su amplitud e incluir a todos los pacientes, en lugar de los más enfermos, que revelarían mejor la calidad de atención real de un hospital.

"Es momento de saber que el ranking proporciona muy poca información valiosa", escribió en su blog Paul Levy, expresidente y CEO del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

Feudtner sugirió que, en lugar de utilizar los rankings, los investigadores traten de identificar a los mejores hospitales y determinen cómo logran sus resultados.

FUENTE: Pediatrics, online 2 de septiembre del 2011