Archivo de Público
Miércoles, 7 de Septiembre de 2011

Los fármacos son mejores que los stent para prevenir segundo ACV

Reuters ·07/09/2011 - 19:39h

Por Julie Steenhuysen

Expertos señalaron que insertar un dispositivo para abrir una arteria en el cerebro, con el fin de mejorar el flujo sanguíneo y prevenir un segundo accidente cerebrovascular (ACV), hace más daño que manejar a los pacientes en alto riesgo con fármacos y cambios en el estilo de vida.

Los pacientes con ACV que participaron en un estudio amplio y fueron tratados con medicamentos y un stent cerebral mostraron tasas más de dos veces superiores de ACV y muerte en el mes posterior a la cirugía, comparado con aquellos tratados sólo con fármacos, informaron el miércoles los investigadores.

El estudio, publicado en New England Journal of Medicine, buscó ver si sumar el sistema de stent Wingspan de Stryker Corp al control con medicamentos mejoraba la supervivencia en pacientes de alto riesgo, pero halló que no lo hacía.

Los científicos esperaban que el uso de stent ayudara a los pacientes, pero una revisión de datos de seguridad llevó al Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y ACV de Estados Unidos (NINDS por su sigla en inglés) a detener el ensayo en abril.

"Este estudio brinda una respuesta a una pregunta de larga data que se hacían los médicos: ¿qué hacer para prevenir un devastador segundo ACV en la población en alto riesgo?", dijo el doctor Walter Koroshetz, subdirector del NINDS, parte de los Institutos Nacionales de Salud, que financiaron el estudio.

"Aunque los avances tecnológicos trajeron a la práctica el stent intracraneano, ahora sabemos que, cuando se probó en un grupo amplio, este dispositivo en particular no condujo a un mejor resultado de salud", indicó Koroshetz en un comunicado.

El bloqueo de arterias cerebrales por la acumulación de depósitos grasos llamados placa representa más de 50.000 de los 795.000 que se producen en Estados Unidos cada año.

El ACV es la cuarta causa de muerte y la principal causa de discapacidad en el país norteamericano.

El dispositivo Wingspan, que desbloquea una arteria importante del cerebro para ayudar a mejorar el flujo sanguíneo, es el único sistema aprobado actualmente por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) para ciertos pacientes de alto riesgo con antecedentes de ACV.

Pero los médicos están usando otros dispositivos similares que no están autorizados por la FDA para estos pacientes.

Los investigadores estudiaron a 451 pacientes de 50 centros médicos estadounidenses que habían padecido recientemente un ACV o síntomas similares a un ACV que les provocaron el estrechamiento de una arteria central del cerebro.

Todos en el estudio recibieron fármacos anticoagulantes y tratamientos para reducir la presión sanguínea y el colesterol, dos factores de riesgo clave del ACV. La mitad de los pacientes además fueron tratados con stent.

Los investigadores habían esperado que el sistema de stent redujera un 35 por ciento el riesgo de ACV o muerte durante dos años.

En cambio, el 14,7 por ciento de los pacientes en el grupo con stent padeció un ACV o murió dentro de los primeros 30 días de incorporarse al estudio, comparado con el 5,8 por ciento de los pacientes del grupo que sólo recibió medicación y realizó cambios de estilo de vida.

El mayor riesgo observado con el uso del stent pareció aumentar luego del primer mes de tratamiento.

Durante casi un año de seguimiento que comenzó luego de los primeros 30 días del ensayo, el 20,5 por ciento de los pacientes en el grupo tratado con stent y el 11,5 por ciento de los participantes que recibió sólo fármacos y cambios de estilo de vida padeció un ACV o murió.

A partir de esta información, un comité independiente sobre seguridad recomendó a los investigadores dejar de sumar nuevos pacientes al estudio. Todos los que ya estaban participando de la investigación serán seguidos por dos años para evaluar los efectos a largo plazo de ambos enfoques terapéuticos.

"Los pacientes con antecedente de ACV y síntomas recientes y bloqueo intracraneano del 70 por ciento o más deberían ser tratados con terapia farmacológica agresiva solamente", dijo Marc Chimowitz, de la Medical University of South Carolina en Charleston, quien dirigió el estudio.

Algunos expertos que participaron del estudio indicaron que aún creen que habría lugar para los stent.