Archivo de Público
Martes, 6 de Septiembre de 2011

La vitrina de Bob Pop

·06/09/2011 - 07:14h

El domingo por la noche, la primera dama francesa acudió a una entrevista en la televisión pública donde aseguró que su intención es proteger al máximo al bebé que parirá a finales de octubre y no divulgar ninguna fotografía del pequeño Sarkozy Bruni ni permitir que los fotógrafos lo retraten y lo divulguen sin permiso. Totalmente a favor estamos, faltaría más. Ya habrá tiempo de enseñar al niño en los papeles cuando crezca un poco y quiera aprovecharse de su parentesco; cuando le nombren director de algún organismo público sin tener más titulación que su poderoso apellido y entonces no tenga más remedio que dar la cara, como Jean Sarkozy...


AFP - ¿No querían primeras damas? Pues tengan dos tazas; la segunda, la inglesa, que posó ayer a las puertas del 10 de Downing Street con un grupo de diseñadores ingleses (entre ellos, Sarah Burton, de McQueen) y una médica rural nigeriana que pasaba por allí y le daba a la foto del evento solidario un aspecto mucho más propio; venía de perlas para explicar que el fin de esa marcha benéfica es rendir un homenaje a todos los trabajadores sanitarios del mundo. Incluso a quienes no están despidiendo fulminantemente.


El divino Alber ha concedido una entrevista fabulosa al Vogue británico, donde habla con escepticismo sobre la incomprensible locura del maratón de la moda y empieza a entender (medio en serio, medio en broma) por qué "algunos diseñadores hablan solos. Yo no me drogo porque sé que me encantaría, sería un yonqui y, como soy judío, seguro que me acabaría haciendo camello. (...) Mi vía de escape es la televisión; es como meditación para mí". Da tanto gusto leer a un modisto que ingiere sólidos y no se toma tan en serio a sí mismo...


El programa de la televisión mexicana ‘La Academia’ (algo así como OT) organizó un tributo a Michael Jackson con todos sus concursantes y la gran hermana Latoya se apuntó al bolo para ejercer como jurado de los intérpretes y lanzar emotivas soflamas en directo, tales como "Muchas gracias, las estrellas las bajan del cielo y hoy están en México" poco después de haber perpetrado sobre el escenario y en riguroso playback uno de sus grandes éxitos, :::::::::::::::::::::::::::::::::::: ¡ah, sí, ya: ‘Starting over’! Que se titula igual que las memorias que acaba de lanzar(nos).


Si bien las razones del bueno de Robert no coinciden con las de la ultraderecha tetera sino con las que llevaron a la ingenua de Daryl Hannah a los calabozos la semana pasada: Robert, como Daryl, está en contra de las últimas decisiones en política medioambiental del presidente estadounidense y también se opone –aunque de un modo más discreto y cómodo que Daryl– a la construcción del oleoducto entre Canadá y el Golfo de México. Redford también está indignado con las concesiones de los demócratas a los lobbies industriales, que han logrado que no se hayan aprobado numerosas normas antipolución. Y tiene toda la razón.