Archivo de Público
Miércoles, 31 de Agosto de 2011

La edad de un niño determina qué vacuna usar contra la varicela

Reuters ·31/08/2011 - 18:45h

Por Will Boggs

Una actualización de las guías de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) afirma que la edad de los niños determina qué tipo de vacuna conviene utilizar contra la varicela.

El virus de la varicela-zóster de la vacuna cuádruple viral ProQuad para sarampión, paperas, rubeola y varicela (MMRV por sus siglas en inglés) es por lo menos siete veces más potente que la versión monovalente Varivax (ambas de Merck & Co Inc).

Y, según las nuevas guías, esa mayor potencia explicaría el aumento de las convulsiones febriles después de la aplicación.

Por otro lado, el doctor Michael T. Brady, presidente de la Comisión de Enfermedades Infecciosas de la AAP, señaló: "La frecuencia de las convulsiones febriles después de la inmunización con MMRV o MMR+V no es tan alta. Y, aunque causan preocupación familiar, no tienen consecuencias para la salud de los niños".

Los bebés de entre 12 y 23 meses son más propensos a esas crisis con la vacuna MMRV que con la aplicación por separado de las vacunas MMR y monovalente contra la varicela (entre siete y nueve frente a entre tres y cuatro por cada 10.000 niños).

A esa edad, se registra una convulsión febril más por cada 2.300 a 2.600 niños inmunizados con la vacuna MMRV. Pero en los niños de entre 4 y 6 años que reciben la segunda dosis de la vacuna MMRV no parece aumentar el riesgo de tener ese efecto secundario.

A partir de estas observaciones, la AAP elaboró las guías publicadas en la revista Pediatrics que recomiendan una primera dosis entre los 12 y los 47 meses con "las vacunas MMR y para la varicela por separado o con la vacuna MMRV".

"El uso de las dos vacunas contrarresta el leve aumento del riesgo de que el niño sufra convulsiones febriles con la vacuna MMRV, pero a cambio del dolor de una segunda inyección y el riesgo de retrasar el resto de las inmunizaciones si en esa segunda consulta no se aplican todas las vacunas recomendadas", añade la entidad.

Cuando la primera dosis se aplica a partir de los 48 meses, y para la segunda dosis a cualquier edad, "se recomienda utilizar la vacuna MMRV más que las inyecciones de sus componentes por separado dada la menor cantidad de inyecciones necesarias".

Por último, las guías recomiendan utilizar las vacunas MMR y para la varicela por separado en niños con antecedentes personales o familiares de convulsiones, ya que los riesgos de utilizar la vacuna MMRV generalmente superan los beneficios.

Las guías aconsejan que padres y médicos conversen sobre los riesgos y los beneficios de las opciones de inmunización y si esa comunicación no es posible, entonces los médicos deberían optar por aplicar las vacunas MMR y para la varicela por separado.

"Lo más importante de las guías es que aclara por completo el problema de la seguridad", opinó Brady.

"Los padres y los médicos pueden conversar sobre cuál es el enfoque más cómodo para cada niño (...) Esta transparencia y la posibilidad de incluir a los padres en las decisiones deberían reforzar el convencimiento de que las vacunas son un recurso valioso para prevenir muchas infecciones graves y que la seguridad es una prioridad para quienes las utilizan", agregó.

Brady sostuvo que "para que la sociedad confíe en las vacunas, necesita percibir que la información es transparente y que se comunican todos los datos sobre los efectos adversos antes de pedirles a las familias que consientan su aplicación".

FUENTE: Pediatrics, 2011