Archivo de Público
Martes, 30 de Agosto de 2011

Pediatras de EEUU se oponen al boxeo infantil y adolescente

Reuters ·30/08/2011 - 18:10h

Por Frederik Joelving

La organización más grande de pediatras de Estados Unidos instó a sus integrantes a "oponerse vigorosamente al boxeo infantil o adolescente".

En una declaración, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) indica que miles de niños y niñas practican ese deporte en América del Norte, a pesar de que pueden sufrir lesiones cerebrales y faciales graves.

Con esto coinciden otras organizaciones médicas y expertos aplauden la nueva declaración. "Queda poco por hacer en la edad adulta para aumentar la posibilidad de tener un cerebro saludable (...) Una de las mejores decisiones es no boxear", dijo el doctor Hans Forstl, de la Universidad Técnica de Munchen, en Múnich, y experto en lesiones del boxeo.

Esto encuentra fuerte resistencia en el mundo del boxeo.

Pat Russo, un policía jubilado que dirige un gimnasio de Brooklyn, asegura que el deporte ayudó a miles de niños de barrios pobres a encontrar un camino en la vida. "Fue algo así como la penicilina para estos niños; los salvó. Los disciplina y les enseña la ética del trabajo", aseguró a Reuters Health.

Según la declaración publicada en la revista Pediatrics, cifras de Canadá revelan un aumento de las lesiones durante la práctica de boxeo en la última década. Entre 1999 y el 2007, la tasa de lesiones creció de 11 a 16 por cada 100.000 niños, principalmente en las prácticas y las competencias.

Un estudio citado estima que se produce una lesión por cada 1.000 horas de práctica amateur, una cifra menor que la registrada en el fútbol, la lucha libre y el fútbol americano.

Los traumatismos de cráneo son la principal preocupación: varían entre el 6 y el 52 por ciento de todas las lesiones, según los distintos estudios publicados.

"El boxeo es uno de los pocos deportes con el objetivo de lastimar al oponente y se puede perder la consciencia en poco tiempo. Un knock-out es un traumatismo cerebral", explicó Forstl.

El experto agregó que inmediatamente después de una pelea, los boxeadores producen más beta amiloide, una sustancia que aparece en exceso en el cerebro de las personas con Alzheimer. "El cerebro de un boxeador con una larga carrera tiene alteraciones graves", expresó.

Uno de cada cinco boxeadores profesionales sufre de encefalopatía traumática crónica, conocida también como demencia pugilística, según indica la AAP, que aclara que esa estadística surge de datos antiguos y que ahora el boxeo es más seguro.

Russo, que dirige el club de boxeo Atlas NYC Cops & Kids, comentó que las lesiones son raras en el boxeo amateur. En 26 años de entrenar a miles de niños, vio un labio partido en sus alumnos. "En un gimnasio bien organizado, las lesiones son mínimas. El fútbol es 10 veces más peligroso", señaló.

El doctor Robert Cantu, neurocirujano del Hospital Emerson, en Massachusetts, opinó que la declaración de la AAP tiene sentido para los niños de clase alta y media. "Boxear es más seguro hoy que hace 20 o 30 años, pero sigue siendo muy riesgoso", dijo a Reuters Health.

Pero, para los niños de áreas pobres, la situación es distinta para Cantu, autor de un libro sobre boxeo y medicina. "Lo más peligroso para la mayoría de los que practican boxeo es el lugar donde viven. Están mucho más seguros en el ring, aun recibiendo golpes en la cabeza, que en las calles de sus barrios", finalizó.

FUENTE: Pediatrics, 29 de agosto del 2011