Archivo de Público
Lunes, 29 de Agosto de 2011

El amor por el chocolate no tiene por qué frustrar una dieta

Reuters ·29/08/2011 - 17:57h

Por Genevra Pittman

A las amantes del chocolate que quieren adelgazar algunos kilos, un nuevo estudio les sugiere que podrían lograrlo aun sin abandonar su máxima tentación.

Las mujeres con sobrepeso y obesidad que sumaron un poco de chocolate u otros dulces a un plan alimentario saludable adelgazaron alrededor de 5 kilogramos (kg) en cuatro meses.

"Las mujeres quieren hacer dieta y piensan que deben privarse de los alimentos favoritos, pero no es así si los incorporan en una cantidad y de manera controlada", dijo Kathryn Piehowski, autora principal del estudio mientras trabajaba en la Pennsylvania State University.

Un experto ajeno al estudio advirtió que el equipo no incluyó un "grupo de control" de mujeres que no comieran golosinas, de modo que es imposible saber cuánto habrían adelgazado quienes se abstuvieran de comer golosinas u otro tipo de "snacks".

Hershey financió el estudio y proporcionó sus productos; dos coautores son empleados de la empresa.

"El chocolate (...) es un alimento muy deseado", dijo Debra Keast, de Food & Nutrition Database Research Inc, en Michigan. Pero, "no creo que sea tan efectivo como otros tipo de snack" para adelgazar.

Keast comentó que los productos que incluyen fibra y proteína aumentarían más la sensación de saciedad hasta la siguiente comida que un dulce.

El equipo de Piehowski controló el cambio del peso de 33 mujeres con sobrepeso (IMC de entre 25 y 29,9) y obesidad (IMC superior a 30) durante una dieta reducida en calorías. Un IMC normal varía entre 18,5 y 24,9.

Las participantes eran premenopáusicas y tenían un IMC de entre 25 y 43. Todas concurrieron a sesiones semanales para aprender a comer, según un plan alimentario con reemplazos de comidas y reducción del tamaño de las porciones para no superar las 1.500 a 1.800 calorías por día.

La mitad recibió también pequeños snacks de chocolate amargo para comer dos veces por día con un total de 90 calorías diarias y cacao sin azúcar para desayunar. El resto consumió snacks con sabor frutal y una bebida de cacao sin azúcar durante la mañana.

Veintiséis mujeres finalizaron el estudio (13 de cada grupo). A los cuatro meses, ambos grupos habían adelgazado alrededor de 5 kg.

Para los autores, esto demuestra que las mujeres no tienen que eliminar por completo el chocolate y otras golosinas para poder adelgazar. Los dulces pequeños disminuyeron la sensación de necesitar comer más golosinas.

"Basta que alguien nos diga que no podemos comer algo y entonces ¿qué es lo que queremos?", dijo Piehowski, que ahora trabaja en Nestle Health Science.

Una dieta con snacks dulces "sería una estrategia efectiva para las mujeres que no pueden hacer dietas más restrictivas", concluye el equipo en Journal of the American Dietetic Association.

"Permitir el consumo de snacks, golosinas y recompensas por hacer ejercicio o comer los alimentos saludables es positivo", opinó Keast, que no participó del estudio. "Pero existen otros productos que provocarían más saciedad entre comidas", agregó.

Para lograr resultados con cualquier programa para adelgazar, mejorado o no con chocolate, la experta recomendó "comer pequeñas cantidades varias veces al día y no morirse de hambre con una dieta restrictiva".

FUENTE: Journal of the American Dietetic Association, agosto del 2011